Enseñar el dedo corazón a la cámara y con la cara descubierta parece que va a salirle caro al hombre que aparece disparando con un arma larga a objetivos con fotos de miembros del Gobierno.

La Policía Nacional ha descubierto que se trata de un antiguo miembro de las Fuerzas Armadas que se grabó en una galería de tiro privada de Málaga, según ha avanzado eldiario.es. Los agentes trabajan ahora en la localización del individuo que en la actualidad trabaja como taxista.

El exmilitar aparece en un vídeo disparando contra cuatro imágenes de los miembros del Gobierno representados: Pedro Sánchez, Irene Montero, Fernando Grande-Marlaska y el propio vicepresidente, así como Pablo Echenique. Tras los disparos, el vídeo se cierra con una sonora carcajada de los protagonistas y con el autor de los disparos haciendo la puñeta a cámara.

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, denunció ayer miércoles en su cuenta de Twitter las amenazas de muerte proferidas en el vídeo. En el tuit, Iglesias asegura que «las amenazas de muerte» no van a detener la tarea del Ejecutivo para «reforzar la justicia social y una recuperación económica que no deje a nadie atrás». «Frente a los ultras: justicia social, democracia, libertad, Gobierno», zanja.