El candidato de Ciudadanos a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha reconocido que lo vivido por su partido en las primarias de esta comunidad «da para un guión», aunque ha preferido esperar a la resolución judicial «antes de ponerle ningún título».

En una entrevista con Efe después de declarar ante la Fiscalía de Valladolid y aportar la documentación que tiene su partido sobre las irregularidades en la votación que inicialmente dio la victoria a la exdirigente del PP castellanoleonés Silvia Clemente y que luego fue revocada, Igea ha optado por ser «un poco más prudente» y no hablar de la serie «House of Cards» en versión «poligonera».

Con esta cita televisiva, realizada cuando presentó su candidatura, Igea se refirió a las maniobras previas dentro de su partido para conseguir que Silvia Clemente fuera habilitada como independiente para participar en las primarias de Ciudadanos en esta comunidad, pero cree que el asunto está ahora «en manos de quien debe»: la Fiscalía, que mantiene abierta una investigación sobre los 82 votos falsos detectados en el recuento.

Está convencido de que «se va a llegar hasta el final y se sabrá qué ha ocurrido y quién lo ha hecho» a través de una investigación que surge a raíz de una denuncia anónima, pero que ve sustentada en «unos hechos bastante notorios». «Era bastante difícil mirar hacia otra parte y era bastante previsible que esto acabara así», ha agregado.

Igea ha negado que haya aportado a la Fiscalía algún detalle que no hubiera trascendido ya y se ha limitado a entregar la documentación requerida -el sistema de votación, los estatutos y las actas del Comité de Garantías-, lo que estudiará la fiscal «antes de llamar a declarar a nadie».

Sin haber cruzado palabra con la que fue su contrincante, Silvia Clemente, Igea ha afirmado que «es difícil» que ella pueda «encajar» con el mensaje de regeneración que pretende lanzar Ciudadanos, aunque ha añadido: «Hay otros trabajos, otras tareas que no digo yo que una persona con experiencia pueda hacer», pero no en el ámbito autonómico.

«A mí lo que me incumbe es representar a este partido en las siguientes elecciones y el mensaje que nosotros queremos dar está claro; el mensaje que hemos dado durante las primarias es bueno, es nítido, nos ha venido bien y sería un error equivocarse», ha argumentado sobre la posible incorporación de Clemente en otros ámbitos del partido, convencido, además, de que la llegada de independientes a Ciudadanos «debe seguir».

El candidato ha negado que la reclamación por las irregularidades que su equipo detectó en la votación de las primarias (82 votos de Clemente fueron anulados por no estar identificados sus emisores como afiliados) haya perjudicado su relación con la dirección nacional de Ciudadanos: «Yo creo que no; sigue siendo buena (la relación) con los miembros de la Ejecutiva», ha afirmado Igea.

Ha asegurado que los afiliados y también los miembros de la dirección le han dado las gracias por haber recurrido el resultado de las primarias y ha defendido que están «contentos por ser capaces de detectar» sus «errores y defectos» sin «mirar hacia otro lado».

Para Igea, Ciudadanos «puede presumir de que tiene gente que no mira hacia otro lado cuando había una cosa como esta», ya que ha remarcado que desde el primer momento que anunciaron que querían llegar hasta el final no encontró en el partido «ninguna dificultad» ante su demanda.

A su juicio, lo que hubiera dañado la imagen de Ciudadanos es que «no se hubieran tomado las decisiones que había que tomar». «Ningún partido es una organización cien por cien de personas beatíficas, la diferencia es entre unos partidos y otros, en cómo afrontan sus crisis y sus problemas», ha matizado.

Para Igea, Ciudadanos «ha sido capaz de afrontar una crisis importante con solvencia y determinación, con tranquilidad», por lo que se ha mostrado seguro de que esta crisis les va a «hacer bien».