«Hay que esperar. Entiendo la urgencia informativa y las filtraciones, pero valorar una sentencia requiere que la sentencia exista», ha indicado Pablo Iglesias, Secretario General de Podemos, en un entrevista concedida a RNE recogida por Europa Press.

En este sentido, ha señalado que a partir de ahora todo el mundo deba acatar a la sentencia y empezar a hablar de reconciliación para poner fin a la fractura que existe en la sociedad catalana y entre una parte de la sociedad catalana y el conjunto de la sociedad española.

«A partir de ahora, creo que toca dejar a un lado los discursos del odio, creo que toca hablar a largo plazo, no pensando solamente en la campaña electoral, de reconciliación y de diálogo», ha incidido el líder de Unidas Podemos.

Iglesias ha remarcado que la «solución de gestión democrática» al conflicto en Cataluña «no va a ser satisfactoria para nadie» y todo el mundo va a tener que ceder, al mismo tiempo que ha señalado que en su formación política no tienen «líneas rojas» en este aspecto.

Además, ha agregado que lo ocurrido en los últimos años ha demostrado que la judicialización de un conflicto político no trae consigo la solución, sino que son los representantes políticos y de la sociedad civil quienes deben buscar cauces de diálogo que permitan hablar de reconciliación.

Iglesias ha incidido en que en este punto «todas las posiciones son legítimas» y ha insistido en que probablemente el acuerdo que se alcance, que seguramente se tendrá que votar por parte de la ciudadanía catalana, no será satisfactorio para todos. «Pero al menos será un acuerdo», ha apostillado.

MOVILIZACIONES

Preguntado por las movilizaciones que puedan surgir tras publicarse la sentencia del TS, ha remarcado que están protegidas por la Constitución y que el derecho de reunión y de manifestación es «consustancial a la democracia», aunque «lógicamente el límite es la no violencia».

En este sentido, ha subrayado que cree que existe un «amplísimo consenso» en la sociedad catalana respecto a que la protesta se va a producir «en los márgenes de la legalidad y sin violencia, y eso siempre es saludable en democracia».

GOBIERNO DE IZQUIERDAS

Por otro lado, Iglesias ha asegurado que si Unidas Podemos está «fuerte» tras las elecciones generales del 10 de noviembre, evitará un acercamiento entre PSOE y PP para formar Gobierno y ha confiado en que podrán llegar a un acuerdo «difícil» con los socialistas para que haya un gobierno de coalición de izquierdas en España.

En este sentido, ha remarcado que Unidas Podemos tiene «la mano tendida» al PSOE y va a dejar los reproches a un lado. «No vamos a querer entrar en reproches sobre lo que ocurrió o quién tuvo la culpa», ha afirmado Iglesias, quien ha incidido en que los ciudadanos saben perfectamente lo que ha pasado estos meses y han entendiendo la estrategia de Sánchez.

Asimismo, ha defendido que un acuerdo entre Unidas Podemos y el PSOE sería bueno para que se cumpliese todo lo referente a los derechos sociales recogidos en la Constitución, como los que hacen alusión a un sistema fiscal redistributivo, al derecho al trabajo y las remuneraciones dignas, al derecho a la vivienda o a las pensiones.

«Nosotros queremos un gobierno en España que cumpla los artículos sociales de la Constitución, que apueste por la reconciliación en Cataluña y que, ante una crisis inminente, si hay que hacer recortes, se hagan recortes por arriba y no por abajo, que es lo que hicieron tanto el Gobierno del PSOE como el del PP hace unos año», ha remarcado.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario