Ignacio Garriga, el portavoz del comité ejecutivo nacional de la formación de ultraderecha Vox, tiene muchas probabilidades de asumir la portavocía del partido en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados. La revista digital Redacción Médica entrevistó a este político sobre las medidas de la formación en materia de sanidad.

El político de ultraderecha indica que tienen muy claro usar a los hospitales para identificar a los inmigrantes en situación irregular. «Es fundamental, tenemos muy claro que el tema de la sanidad se ha de acotar muy bien y lo que no tiene sentido es que esa sanidad universal y gratuita sea rea«, razona.

Garriga indica que «Hay que limitar o prohibir el acceso a la sanidad a la inmigración ilegal, salvo para necesidades urgentes y extremas; y aprovechar esa documentación que tienen las comunidades para ponerlas a disposición de la Policía y los cuerpos jurídicos para que actúen como deberían«.

El portavoz indica que Vox quiere auditar «cada euro que se gaste de dinero público, en este caso en Sanidad, para saber a qué se destina, dónde se está comprando el material o de qué manera«. Quieren «suprimir los gastos superfluos que no sean novedades y revisar quién y cómo los administra«, una lectura que al profundizar un poco, sale a la luz un ideario neocristiano basado en la prohibición del aborto o suprimir las operaciones de cambio de sexo. «No tiene mucho sentido que el estado destine dinero público a asesinar a niños en el vientre materno ni a ciertas operaciones que, en algunos casos pueden ser de dudosa necesidad«.

En la línea de otras medidas, Garriga confirma que una de sus principales propuestas se basa en la centralización de los servicios sanitarios, retirando todas las funciones posibles a las comunidades. Efectivamente, que las decisiones y los criterios únicos deben salir del Ministerio. «No tiene sentido que cada comunidad autónoma pueda decidir si subvenciona una vacuna, tiene que haber criterios únicos y que todas las comunidades se rijan por los mismos parámetros«.

Siendo preguntado por cómo ha llegado a formar parte del partido ultra, Garriga responde con lo que se espera de un diputado de la formación, defensa de la nacionalidad y sentimiento patrio. «Mi labor es España. Mi labor por la patria, que he heredado de mis padres, me movió a dar un paso al frente en un momento en el que veía que la nación estaba en un momento de emergencia. Y, por otro lado, por el amor a mis hijos, no podía ver cómo se estaba construyendo un país con ausencia de valores, respeto y sentimiento de defender la españolidad«, indicó Garriga.