El pasado 14 de diciembre, Matt Hancock, ministro británico de Sanidad, anunció que habían detectado una nueva cepa de coronavirus, que podría haber contagiado ya a más de un millar de personas en Reino Unido.

Según el Gobierno británico tuvo que imponer restricciones más duras en Londres y el sudeste de Inglaterra porque la nueva cepa de coronavirus detectada en la región está «fuera de control».

Y aunque la nueva cepa no es más grave, sí se propaga más rápidamente por lo que han decidido decretar un nuevo confinamiento desde este domingo, que se mantendrá al menos durante dos semanas. Sin embargo, el ministro de Sanidad británico ya advirtió que la capital británica podría estar bloqueada «durante meses».

Illa dice que no le consta que la nueva cepa esté en España pero "esto no quiere decir que no esté"
Illa dice que no le consta que la nueva cepa esté en España pero «esto no quiere decir que no esté»

Según el ministro de Sanidad español, Salvador Illa, «no hay constancia» de que haya presencia de esta cepa en España. “En España no tenemos constancia, y es el segundo país de Europa que secuencia más cepas”, ha explicado el ministro, aunque ha advertido que esto no significa que no haya llegado y pueda estar ya circulando por nuestro país. Asimismo, ha asegurado que la vacuna contra la covid-19 es también efectiva contra esta mutación.

En relación al blindaje de algunos países europeos de prohibir los vuelos con Reino Unido, Illa ha solicitado coordinación europea y ha defendido que España mantiene la medida de hacer PCR a todos los ciudadanos que llegan de ese país y, sobre la posibilidad de suspender las comunicaciones.

«Sánchez quiere una respuesta coordinada de la Unión Europea. Desde el 23 de noviembre es necesario llegar a España con una PCR negativa. De momento mantenemos esta medida y la reforzaremos. Hemos hecho lo que teníamos que hacer», ha señalado.

Illa ha alertado que España puede encontrarse al «inicio de la tercera ola»

Illa ha advertido de que no vamos bien y de que tenemos que estar alerta ya que España puede encontrarse al «inicio de la tercera ola» tras constatar «con toda claridad» el cambio de tendencia respecto al «doblegamiento de la curva», por lo que ha instado a «cumplir estrictamente» con las medidas estipuladas por las autoridades sanitarias.

Y aunque no contempla el confinamiento no descarta adoptar nuevas medidas de cara a Navidad en función de la evolución epidemiológica.

El ministro de Sanidad disgustado con el concierto de Raphael

Salvador Illa ha destacado que «no son tiempos» para celebrar «actos tan masivos» aunque cumplan con el aforo estipulado.

«Es verdad que cumplía el aforo, pero no son tiempos, cuando estamos pidiendo a la ciudadanía que sea muy prudente en estas fiestas, que restrinja muchos sus contactos y que tiene que estar alerta, de hacer actos tan masivos», ha señalado.

Illa ha señalado que se debe «ir con mucho cuidado con este tipo de actos» para no acelerar la tercera ola de la pandemia.