Eldiario.es


El consejero andaluz de Educación y Deporte, Javier Imbroda (Cs), ha sido muy crítico con el discurso «rancio y antiguo» del PSOE sobre la educación que defienden PP y Cs y ha pedido a los socialistas que dejen de «usar» a los niños y jóvenes: «Dejen sus taras ideológicas fuera del sistema educativo».

En una comparecencia sobre educación en el pleno del Parlamento, después de las críticas recibidas por parte del PSOE, Imbroda ha reclamado a este partido que deje a los niños «tranquilos» y que no los «instrumentalicen» para sus fines políticos.

La diputada socialista María Márquez había denunciado antes la acumulación de «errores» de Imbroda en sus cinco meses en el cargo y, ante el final del curso escolar, le había otorgado «una mala nota» según lo que opina la comunidad educativa las familias, los docentes y «hasta los suyos, en los pasillos y a sus espaldas».

En cuanto a las líneas estratégicas de su Consejería, Imbroda ha informado de que se está elaborando un plan integral de refuerzo educativo para combatir el abandono escolar temprano, que esperan que pueda empezar a funcionar en el curso 2020-21 tras el diálogo con los diferentes colectivos del sector educativo.

La «prioridad máxima» serán los alumnos que por condiciones de nacimiento, contexto familiar o localización geográfica sean más vulnerables y estén en mayor situación de riesgo.

Ha detallado que también se incrementará en 37,5 millones la partida para la atención al alumnado de Educación Especial y en los próximos meses se iniciará el proceso de reconversión del Profesional Técnico en Integración Social (PTIS).

Sobre los profesores, ha afirmado que el compromiso para esta legislatura es aumentar progresivamente las plantillas docentes y darles estabilidad mediante ofertas de empleo público.

En las infraestructuras, ha subrayado el plan para 2019 con 62 millones para retirada de amianto, climatización, reformas y urgencias técnicas, y que en el que se presentará a partir de 2020 estarán incluidas «todas» las actuaciones pendientes.

En materia de convivencia escolar y deporte, se está elaborando un plan integral contra el ciberacoso y se va a «relanzar» el Observatorio Andaluz de la Convivencia Escolar, creado en 2007.

Imbroda ha informado también de que se creará una red de centros públicos de Bachillerato Internacional y se ampliarán las enseñanzas bilingües a 47 nuevos centros andaluces.

María Márquez ha expresado su preocupación por la cancelación de actividades del plan de refuerzo estival, ha cuestionado las partidas para climatización, ha rechazado el argumento de la falta de alumnado para cerrar unidades y ha criticado la repetición de un examen en las oposiciones por un error de la Consejería.

El portavoz del PP, Rafael Caracuel, ha asegurado que se está trabajando «con rigor» y «en la dirección correcta» porque hay «mucho que mejorar» de la gestión anterior del PSOE, a la vez que ha defendido la prioridad de los alumnos más vulnerables, la mejora de las infraestructuras o el aumento de las plantillas docentes.

Por parte de Adelante Andalucía, José Ignacio García ha advertido al consejero de que tiene dos opciones, enfrentarse a un «otoño caliente» en la educación o sentarse con los padres, alumnos y profesores, ya que anteriormente había criticado el «recorte» de plazas en las oposiciones, los «problemas» en la gestión o el «fracaso» en el diseño e implementación del plan estival.

El diputado de Vox Benito Morillo ha aludido al «grave problema» en la educación andaluza, con una «politización» de los cargos, falta de personal y una «ideologización» porque la izquierda «se ha empeñado» en llevar a las escuelas su «realidad histórica sesgada».

El parlamentario de Cs Fran Carrillo ha mantenido que «nunca ha habido más recortes» en educación pública que cuando gobernaron PSOE e IU en 2012 y ha acusado a estos partidos de no querer defender la educación sino «el uso y abuso del concepto», ya que lo utilizan como «mecanismo para controlar conciencias».

Ver en Eldiario.es