Con motivo del Día Mundial del Cáncer que, como cada año, se celebra el 4 de febrero, la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) y Oliver Wyman han presentado este lunes el informe “Impacto económico y social del cáncer en España” en el que se estima que el cáncer tiene un coste en España de, al menos, 19.300 millones de euros. En este informe se destaca la importancia de la prevención de esta enfermedad con hábitos de vida saludables que, además, supondrían un importante ahorro tanto al sistema sanitario, que asume el 55 % de los costes, como a las familias, que corren con el 45 % restante.

La Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) señala que alrededor del 75-80% de los cánceres pueden atribuirse a factores externos, que en muchos casos se pueden modificar. Por ello proponen «cuatro gestos» que cambian la vida, ayudan a sentirse mejor y previenen el cáncer: evitar el alcohol y el tabaco, protegerse del sol, llevar una dieta equilibrada y realizar ejercicio físico.

Eliminar el consumo de tabaco evitaría el 30 % de los casos de cáncer, no consumir alcohol erradicaría el 7 % y eliminar la obesidad haría desaparecer el 4 % de los casos.

Pero hay buenas noticias en cuanto a la evolución de la mortalidad de esta enfermedad: la mortalidad masculina ha descendido un 1,3% anual y en las mujeres un 1%. A los cinco años, consiguen superar el cáncer el 40% de los hombres a los que se les diagnostica un tumor maligno y el 52% de las mujeres.

Los tumores que peor pronóstico tienen son los cánceres de páncreas, esófago e hígado, para los que la probabilidad de sobrevivir a los cinco años es igual o menor al 10%; el cáncer de pulmón, los tumores de los sistemas nerviosos y el cáncer de estómago tienen supervivencias relativas inferiores al 30% a los 5 años y el cáncer de mama tiene una supervivencia del 71% a los cinco años.

Existen decenas de expresiones para referirse al cáncer y con ellas, se evita pronunciar una palabra de la que se tiende a rehuir, por las consecuencias y el impacto que supone la enfermedad. Este año la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), la Asociación Nacional de Informadores de Salud (ANIS) y las organizaciones de pacientes oncológicos han hecho un llamamiento para que el cáncer no se utilice como sinómimo de «negatividad» y «destrucción». Estos colectivos han propuesto la eliminación de la cuarta acepción de la palabra cáncer en el diccionario de la Real Academia de la Lengua, como la proliferación en el seno de un grupo social de situaciones o hechos destructivos.