El envío irregular de armas al Gobierno de facto de Jeanine Añez por parte de la administración argentina de Mauricio Macri justo tras el golpe de Estado será dirimido en los tribunales, luego que este viernes resultara imputado al respecto, el expresidente por un fiscal en Buenos Aires.

Fue el fiscal Claudio Navas Rial quien acogió este viernes la investigación de la denuncia presentada por el Gobierno por el contrabando de armamento a Bolivia en noviembre de 2019 y enumeró como imputados en el caso al expresidente Mauricio Macri y a sus entonces ministros Patricia Bullrich (Seguridad) y Oscar Aguad (Defensa).

De igual forma, resultan implicados en la denuncia el exdirector de Gendarmería Gerardo José Otero, al exdirector de Logística de Gendarmería Rubén Carlos Yavorski y al exdirector de Operaciones de esa fuerza, Carlos Miguel Recalde, y hasta el entonces embajador argentino en La Paz, Normando Álvarez García.

Cerraron la causa Qunitas y sobreseyeron a todos los compañeros. Abrieron la causa por el contrabando de armas a Bolivia para apoyar el golpe de estado e imputaron a Macri y Bullrich. Un día de justicia.

— Rodolfo Tailhade (@rodotailhade) July 16, 2021

 

Aunque en el escrito, se solicitan las primeras medidas de prueba, que incluyen pedidos de informes al Gobierno argentino y a Bolivia, el fiscal no incluyó, sin embargo, otras medidas que había solicitado el Gobierno en su denuncia, como un informe de las llamadas entre el expresidente y los demás acusados para hacer un entrecruzamiento.

El fiscal circunscribió su requerimiento a delitos vinculados con el aspecto aduanero, por lo cual dejó afuera, diferencia de la petición inicial de la Casa Rosada los posibles delitos de malversación de caudales públicos, abuso de autoridad ni los delitos que comprometen la paz y la dignidad de la Nación previstos en el Código Penal de la Nación.

El Gobierno de Alberto Fernández acusó a Macri, tres de sus ministros y otros exfuncionarios de haber enviado armamento a Bolivia, en noviembre de 2019, para consolidar el derrocamiento de Evo Morales y colaborar con las fuerzas armadas y de seguridad en la represión de las protestas, como en Senkata y Sacaba.

La denuncia de q el gobierno de Cambiemos envió armas a Bolivia en apoyo a los golpistas q destituyeron Morales, es de una gravedad inusitada. No hay razón alguna q justifique el silencio de las fuerzas y dirigentes políticos democráticos. Es necesario conocer a fondo los hechos.

— Ricardo Alfonsín (@RICALFONSIN) July 9, 2021

 

Las acciones tomadas por la administración de Macri en 2019 se conoció mediante una denuncia realizada por Bolivia en días pasados.

De forma casi inmediata el presidente Fernández emitió una misiva en disculpas a su par boliviano, Luis Arce, a nombre del Gobierno argentino por la colaboración de Buenos Aires con el régimen de facto de Jeanine Añez.

DEJA UNA RESPUESTA