Este lunes, el periodista Iñaki Gabilondo ha dado su opinión, en su sección de la Cadena Ser «La voz de Iñaki», sobre la situación actual con confrontación entre el Gobierno central y la comunidad de Madrid y la ha comparado con una pelea a puñetazo limpio entre el comandante y los copilotos de un avión en medio de una fortísima tormenta.

«¿Cómo se sentirían los pasajeros de un avión si en medio de una tormenta formidable vieran al comandante y a sus copilotos enredados en una pelea a puñetazos y oyeran a través de megafonía que en tierra los controladores estaban a su vez librando una formidable pelea, una gigantesca bronca? Algo así, sospecho, es lo que deben estar sintiendo los ciudadanos españoles. Es un verdadero desastre», comenzaba diciendo el periodista.

Descoordinación Gobierno central y Comunidad de Madrid

Y es que la tregua entre el Gobierno central y la Comunidad de Madrid duró menos de 24 horas. El Ejecutivo regional se negó a atender las recomendaciones del Ministerio de Sanidad y propuso una serie de nuevas restricciones que quedaban muy lejos de las sugeridas por el departamento de Salvador Illa.

A todo este panorama de descoordinación se sumaba la dimisión de Emilio Bouza tan solo 48 horas después de haber aceptado el cargo de portavoz del Grupo Covid.

Por su parte, tal y como ha señalado Gabilondo, la presidenta Ayuso seguía enrevesando más y más el laberinto de las restricciones confundiendo al máximo a los madrileños, pero no así al virus, que con gran claridad y con gran comodidad se pasea y se propaga a sus anchas.

Choque Poder Judicial y el Ejecutivo

El choque institucional parece inevitable y muy próximo, choque que ya se ha producido y a muy alto nivel en el enfrentamiento entre el Ejecutivo y el Judicial a cuenta de la exclusiva ausencia del Rey en el acto de entrega de despachos a los jueces en Cataluña.

A juicio del periodista, esto es un rosario encadenado de errores: «Mal la exclusión del Rey, mal la alusión pública de Lesmes a esa ausencia, mal la llamada del rey a Lesmes para agradecerle la alusión, mal la salida a la palestra del ministro Garzón para criticar al rey. Todo, a mi juicio, un rosario de errores».

Además, Gabilondo ha mostrado su incredulidad ante el «espectáculo de desunión»: «Y así estamos, en medio de este lío en el que no podemos entender cómo personalidades adultas con gran responsabilidad no están entendiendo que en este momento la prioridad es la que es y no están comprendiendo cómo está sintiéndose la ciudadanía».

«¿Pueden imaginar cómo están en este momento los ciudadanos viendo este alboroto? La ciudadanía está asustada, está desconcertada y asiste desconcertadísima y descolocada a este espectáculo de desunión, que me parece no solo ineficaz sino indecente y que no beneficia a nadie, a ningún partido político, si acaso a Vox», ha añadido el periodista.

Por la lucidez general

Gabilondo concluía de forma contundente: «Creo que es momento de pedir y de llamar a todos a un ejercicio de lucidez general. Tenemos que irnos diciendo unos a otros que esto no puede continuar como está. Tenemos que parar y resetearnos mentalmente porque así no se puede seguir».