Iñaki Williams fue el invitado este lunes de Pablo Motos en ‘El Hormiguero’ de Antena 3, donde el futbolista del Athletic Club de Bilbao mostró la admiración que siente por sus padres.

Williams hizo gala de la admiración que siente por sus padres durante el programa. «Nos han dado la vida a mi hermano y a mí, nos han dado todo, son unos superhéroes. Dejaron su vida atrás para que tuviéramos el futuro que ellos no tuvieron y les debemos todo», reconoció.

El futbolista también desveló cómo se enteró de que sus padres llegaron a España tras cruzar el Sahara a pie y el Estrecho de Gibraltar en patera. «Mi madre me contó la historia en casa. Saber que tus padres han caminado por el desierto del Sahara, que han visto a gente muriendo por el camino», añadió el extremo.

«Les metieron en una cárcel y gracias a gente buena llegaron a Bilbao. El destino quiso que yo naciera en Bilbao y por eso soy jugador del Athletic», subrayó Williams.

Orgulloso, habló de lo luchadora que fue su madre, que cruzó la valla de Melilla con el delantero en el vientre: «Me llevaba en la tripa en la valla de Melilla. Se jugó su propia vida y la de su hijo teniéndome en la tripa y me hace no olvidarme de dónde vengo y de lo que han sufrido mis padres. Estoy muy agradecido de tener la madre que tengo», añadió.

El futbolista también hizo un alegato de una humildad impropia de un futbolista de su nivel. «La gente que no me conoce tiene que ver que soy un chaval humilde, me considero un chaval joven, que le gusta pasárselo bien, amigo de sus amigos…», apuntó.