España ha registrado este viernes 397 muertes de personas que tenían COVID-19 respecto al total del día anterior y se han notificado 11.435 casos. A día de hoy, los fallecimientos con coronavirus alcanzan los 67.101, una cifra que sigue creciendo a centenares cada jornada a pesar de la bajada continua de la incidencia en las últimas semanas.

La situación sigue siendo grave en la ocupación hospitalaria, en especial en las UCI, que se encuentran con el 35 % de sus plazas disponibles atendiendo a enfermos en estado grave de coronavirus, si bien este indicador baja paulatinamente.

Sin embargo, la tendencia al descenso en los contagios sigue bajando. La incidencia acumulada en los últimos 14 días sigue cayendo y es actualmente de 294,72 casos por cada 100.000 habitantes, 26 puntos menos que el jueves. España todavía está por encima lo que se considera el riesgo extremo, según el semáforo establecido por el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas.

La curva de la incidencia baja en todo el país. Los mayores descensos se registran en la Comunidad Valenciana (-49 puntos), Castilla y León (-40) y La Rioja (-37). Melilla sigue siendo el territorio con mayor incidencia del país (490,25) mientras que la comunidad autónoma con la incidencia más alta es Madrid (427,08), aunque ambas ya por debajo de 500 casos por cada 100.000 habitantes.

Cantabria, Murcia, Navarra, La Rioja y Castilla-La Mancha han salido del riesgo extremo en cuanto a la incidencia, y la tienen ahora en el nivel alto y, junto a Canarias, Baleares y Extremadura, en riesgo medio, son las regiones con menores tasas.