Las autoridades de India han evacuado este viernes a más de un millón de personas a lo largo de la costa este del país ante la llegada del ciclón Fani, que podría tocar tierra a lo largo del día.

El ciclón se encuentra aproximadamente a 150 kilómetros al noreste de la localidad de Puri, en el estado oriental de Odisha, tal y como ha señalado el Departamento de Meteorología de India.

Fani podría tocar tierra este viernes por la tarde, con vientos de entre 170 y 180 kilómetros por hora y ráfagas de hasta 200 kilómetros por hora. Según el IMD, se espera que al menos 15 distritos de Odisha se vean afectados por la tormenta.

«Estamos haciendo todo lo posible por informarles sobre el ciclón y trasladar a estas personas vulnerables a refugios para ciclones», ha indicado Bishnupada Sethi, comisionado de ayuda especial del estado. Las autoridades han informado de que cientos de colegios permanecerán cerrados, así como el aeropuerto de Bhubaneswar, la capital del estado. También se ha aconsejado a los turistas que abandonen la ciudad de Puri, un destino sagrado para los peregrinos hindúes.

La temporada de ciclones en India generalmente dura entre abril y diciembre, con tormentas severas que obligan a miles de personas a ser evacuadas, y generan muertes y daños a cultivos y propiedades tanto en India como en Bangladesh. Hace dos décadas, un superciclón azotó la costa de Odisha durante 30 horas y acabó con la vida de 10.000 personas. En 2013, una evacuación masiva ante el ciclón Phailin salvó miles de vidas.