El grupo Inditex, dueño de Zara, logró un beneficio neto en su último ejercicio fiscal, cerrado en enero, de 3.444 millones de euros, el 2,2 % más que un año antes, mientras que sus ventas repuntaron el 3,2 % y sumaron 26.145 millones, ha informado este miércoles el grupo.

El resultado neto se vio fuertemente lastrado por el efecto divisa, ya que a tipos de cambio constantes su avance sería del 12 %.

Las ventas comparables (tiendas que llevan abiertas más de un año) subieron el 4 %, en tanto que el negocio a través de internet repuntó el 27 % y sumó 3.200 millones de euros, el 12 % del total.

El resultado bruto de explotación (ebitda) se situó en 5.457 millones con un incremento interanual del 3 % (a tipos constantes la subida fue 11 %).

Deja un comentario