Se acaba el verano y las parrillas estrenan nuevos programas en un intento por mejorar sus audiencias, y otros que funcionan como una moto nueva, regresan con sus presentadores estrellas, tras la versión veraniega en manos de presentadores y presentadoras sustitutas.

Estas oportunidades son siempre geniales para los y las compañeras que quieren y pueden demostrar su calidad. Es el caso de Inés García que ha defendido con aplomo y seriedad la complicada silla de Antonio Ferreras durante todo el verano.

La actualidad manda y no se toma vacaciones nunca, aunque los comunicadores sí que las necesiten. Inés García se ha despedido de la audiencia con palabras de agradecimiento a la audiencia y una puntualización sobre cómo ha sido este periodo estival al frente de Al Rojo Vivo en LaSexta: ‘Muchas gracias por habernos acompañado en este largo y duro verano‘.

No ha querido dejar atrás a sus compañeros y compañeras,a los que también ha agradecido su importante trabajo para que el programa salga a diario; aquellos que trabajan detrás de las cámaras: ‘Ha sido un auténtico placer trabajar con este pedazo de equipo. A muchos de ellos ustedes no les ponen cara, pero ya les digo yo que son los mejores profesionales y los mejores compañeros‘.

Para concluir García ha dejado el testigo a su jefe Antonio García Ferreras, director y alma de este espacio de noticias comentadas, de forma rigurosa y con ciertas pinceladas de entretenimiento. Porque informar sin entretener es como un café sin azúcar, puede ser más auténtico, pero entra peor.

El lunes, por cierto, ya estará aquí a los mandos de la nave el jefe‘, señaló Inés en su breve pero conciso discurso de despedida al frente del programa. Ferreras vuelve el lunes y lo hace con varios frentes políticos abiertos y la actualidad más rabiosa, que asegura una gran temporada.

DEJA UNA RESPUESTA