Luis Ortiga – Economista
El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, compareció en la última Comisión del Pacto de Toledo, en la cual expuso, ante los portavoces de los grupos parlamentarios, las diversas medidas y acciones que piensa adoptar para «eliminar incertidumbre a los pensionistas sobre el futuro de sus pensiones».

De forma prácticamente unánime, los grupos parlamentarios, en sus turnos de intervención, solicitaron que se eliminaran los coeficientes reductores en la jubilación anticipada de personas jubiladas con más de 40 años de cotización. Dicha petición ha sido considerada como el primero consenso en el Pacto de Toledo.

El ministro, en su turno final de réplica, pidió a los grupos parlamentarios que soliciten a su Ministerio la información complementaria que consideren oportuna para resolver la citada injusticia que sufre ese colectivo de largas carreras de cotización.

Analizando la presentación efectuada por José Luis Escrivá, me permito exponer la información que considero se echa en falta y que debería ser requerida, a la mayor brevedad, por la Comisión del Pacto de Toledo:

1-Jubilaciones anticipadas

La cifra «global» de evolución anual de jubilaciones anticipadas debe ser desglosada ya que su origen es muy heterogéneo. Se precisa saber, de forma detallada, qué jubilaciones anticipadas son debidas a:

a) colectivos especiales con jubilación anticipada. Desglosar por colectivos
b) jubilaciones parciales
c) procedentes de prejubilaciones
d) jubilaciones anticipadas voluntarias
y forzosas.
e) otras casuísticas

asimismo imprescindible conocer, para cada uno de los apartados anteriores, el número de años de media cotizados a la Seguridad Social en el momento de la jubilación y los coeficientes reductores aplicados.

Ese detalle permitirá conocer la situación real, su origen y dimensionarlo correctamente

2-Comparativas entre países

Cuando en un mismo gráfico se compara nuestra situación con la de otros países hay que ser muy riguroso y ver si los datos son realmente comparables.

Por ejemplo, cuando se habla de «tipo de cotización» hay que tener en cuenta que en España ese porcentaje se aplica únicamente hasta un importe máximo de 4.070, 10 euros mensuales. Es decir, no hay cotización alguna para la parte de salario que supere ese importe (es lo que se denomina base de cotización topada). Sin embargo, por ejemplo, en Portugal esos coeficientes se aplican al salario real, es decir, a la totalidad del salario. En definitiva, son situaciones en absoluto comparables de forma directa.

Otra disfunción es comparar nuestros datos de tasa de reemplazo con los de países que tienen sistemas de pensiones mixtos de reparto y planes de empresa y privados.

En consecuencia, esas comparaciones «tal cual», entres sistemas de pensiones diferentes, no son válidas. Precisarian información adicional acerca de las peculiaridades del sistema de pensiones de cada país para que pudieran extraerse conclusiones correctas.

3-Aspectos nucleares para analizar el futuro de las pensiones públicas pero cuyas competencias están en la actualidad en el Ministerio de Trabajo.

Es imprescindible conocer las medidas que se van a emprender para afrontar los graves problemas de precariedad laboral, sueldos bajos, creación de empleo, falsos autónomos, inoperancia del SEPE para que personas mayores de 50 años encuentren trabajo, etc.

Asimismo, ante el anuncio del Ministro de Seguridad Social de su intención de endurecer las condiciones de acceso a la jubilación anticipada, es necesario saber qué política piensa seguir el Gobierno para reducir el desempleo juvenil, rejuvenecer las plantillas y disminuir las enfermedades profesionales y accidentes de trabajo que de forma evidente y clara están asociadas a largas carreras laborales.

También es necesaria la información acerca de la política a seguir respecto los ERE y prejubilaciones aplicados por grandes corporaciones.

Sería conveniente solicitar comparecencia conjunta de la ministra de Trabajo y del ministro de Seguridad Social.

Mientras tanto, Sr. ministro, para solventar la injusticia que sufre el colectivo de personas jubiladas con carreras de cotización de más de 40 años, y siguiendo sus instrucciones, pueden empezar por facilitar a la Comisión del Pacto de Toledo la información indicada en los apartados «1» y «2» de este humilde artículo.