Informe periódico República de Yemen. Diciembre 2018. Historia del mes: “…mi madre ha fallecido”

Un informe de Mohammed Hojily. Traducción de Teresa Domínguez 

La coalición liderada por Arabia Saudí impuso una prohibición a los vuelos en Yemen. El Aeropuerto de Sana’a se cerró, lo que causó la muerte de una gran cantidad de yemeníes con enfermedades graves, principalmente pacientes con problemas de corazón, cáncer, hígado, riñón y talasemia.

De estos pacientes, “la madre de Obad” necesitaba viajar al extranjero para una operación de cateterismo cardíaco. Sin embargo, el cierre del aeropuerto de Saná le impidió viajar y su condición patológica se deterioró considerablemente.

El día más difícil y más duro le llegó a su hijo Obad cuando recibió una llamada de que su madre estaba muy enferma y que había sido llevada al hospital en un intento de salvar su vida. Sin embargo, el hospital, al igual que el resto de los hospitales locales, se encontraba en una situación muy crítica, en la que faltaban necesidades básicas de primeros auxilios y
posibilidades terapéuticas, a consecuencia del asedio y la guerra impuestos en Yemen, y la única esperanza para su recuperación era viajar al extranjero a través del aeropuerto de Saná. Pero ella murió.

La madre dejó a su hijo Obad solo llorando en silencio, su dolor era inmenso mientras repetía entre lágrimas:

“Si hubieran permitido los vuelos a través del aeropuerto de Saná al menos en situaciones críticas… ¿Dónde está la humanidad? ¿Dónde está la conciencia del mundo?”

Deja un comentario