Informe periódico República de Yemen. Diciembre 2018. Situación Económica

Un informe de Mohammed Hojily. Traducción de Teresa Domínguez 

La continua falta de pago de salarios a más de 850 mil funcionarios públicos durante dos años y cuatro meses, a partir de la fecha de la decisión de reubicar el Banco Central de Sana’a a Aden ha tenido como resultado la privación de sus fuentes de ingresos que se ha reflejado en sus niveles de vida, la disminución de los servicios públicos, incluidos los servicios de salud y la educación básica, a unos niveles insostenibles.

Desde el comienzo del mes de noviembre de 2018, el tipo de cambio en el mercado paralelo yemení ha aumentado dramáticamente, lo que ha supuesto alcanzar el precio del dolar frente al rial yemení, a unos 820 riales, lo que ha llevado a un aumento dramático en los precios de productos básicos. El tipo de cambio siguió siendo relativamente estable en diciembre de 2018 a 530 YR, pero los precios de los alimentos y los productos farmacéuticos no disminuyeron en proporción al tipo de cambio, que alcanzó el 34% en comparación con septiembre de 2018.

El comité económico formado por el Gobierno de Salvación condena la emisión de (147 mil millones de yuanes, una nueva edición) por parte del Banco de Adén y los países de la coalición, liderados por Arabia Saudí, responsables de las consecuencias catastróficas que pueden afectar el aumento del tipo de cambio paralelo durante el mes de diciembre de 2018.

La coalición liderada por Arabia Saudí continúa deteniendo grandes cantidades de derivados del petróleo en Djibouti, lo que se traduce en un aumento de los costes de envíos de alimentos y medicamentos debido a la demora adicional de los petroleros al estar detenidos.

Las Naciones Unidas, a través de su enviado especial a Yemen, pospuso el debate sobre el desembolso y el pago de los salarios de los empleados estatales y la apertura del Aeropuerto Internacional de Sanaa hasta las consultas en Suecia en enero de 2019.

Los agricultores y pescadores sufren en gran medida debido a la pérdida de sus medios de vida agrícolas y de pesca como resultado de los ataques de muchas tierras agrícolas por parte de los países de la coalición, con ataques aéreos, bombas químicas y de racimo, que han herido a la mayoría de los agricultores y sus hijos. Los pescadores perdieron sus botes, que fueron quemados, a consecuencia de los ataques y han perdido su única fuente de sustento, para mantener y cubrir todas las necesidades de sus familias.

Cientos de trabajadores están desempleados, especialmente en el Departamento de Hodeidah y en otros muchos Departamentos de la República yemení, y han perdido sus medios de vida debido a que empresas y fábricas son objetivo de este conflicto.

Deja un comentario