En Rusia, la Academia Militar de Logística General AV Khrulev ha patentado un simulador innovador de explosión nuclear terrestre, según informes de la agencia de noticias rusa TASS. Este dispositivo, diseñado por científicos rusos, tiene como objetivo principal contribuir a la preparación de las fuerzas terrestres rusas para enfrentar operaciones de combate tras la eventualidad de la utilización de armas nucleares.

La descripción de la patente detalla que el propósito del modelo es simular con precisión un ataque nuclear, reproduciendo elementos clave como el efecto de choque, el destello de luz y la característica nube en forma de hongo asociada a una explosión nuclear terrestre. Este simulador se convertirá en una herramienta esencial para el entrenamiento militar ruso, proporcionando a las fuerzas armadas una representación detallada y realista de los efectos de un ataque nuclear.

Además de su aplicación en el entrenamiento militar general, este novedoso simulador se utilizará específicamente para instruir al personal de las fuerzas de reconocimiento terrestre radiológico, químico y biológico. Su función incluirá la capacitación sobre cómo determinar el epicentro de una explosión nuclear, una habilidad crucial en situaciones post-ataque.

Innovación militar rusa: el nuevo simulador de explosión nuclear
Innovación militar rusa: el nuevo simulador de explosión nuclear

Es importante destacar que este simulador representa una mejora significativa en comparación con su predecesor, el simulador de explosión nuclear IU-59, que se encontraba obsoleto según los científicos que han patentado el nuevo dispositivo. El IU-59 ya no se producía y carecía de la capacidad para reproducir con precisión los escenarios modernos de ataques nucleares.

En la descripción de la patente, también se señalan las limitaciones de otro simulador existente, el de la bomba aérea IAB-500, diseñado para simular el uso en combate de la munición especial RN-24 con ojiva nuclear. La desventaja clave del IAB-500 radica en su limitación a aviones de primera línea, lo que lo hace económicamente inviable para ejercicios prácticos destinados a entrenar unidades de reconocimiento radiológico, químico y biológico.

Este avance en simuladores de explosión nuclear refleja el compromiso de Rusia con el perfeccionamiento de sus capacidades militares, proporcionando a sus fuerzas armadas herramientas de entrenamiento más precisas y adaptables a las amenazas contemporáneas.

DEJA UNA RESPUESTA