El artista alemán Rainer Opolka instaló este martes la estatua de un lobo haciendo el saludo hitleriano frente a la sede del partido ultraderechista Alternativa para Alemania en Potsdam para denunciar el avance de la ultraderecha.

La estatua representa la figura de un lobo de forma muy estilizada, echada hacia adelante con gesto algo agresivo, con el brazo derecho en alto y las fauces abiertas.

El artista aseguró a través de su agencia que la colocación de esta estatua es «un gesto contra la ultraderecha» a menos de dos semanas de que se celebren en Brandeburgo, el estado federado del que Potsdam es capital, unas elecciones regionales en las que la ultraderecha puede salir como primera fuerza. Opolka, junto a la publicista berlinesa Lea Rosh, dejaron además una carta en el buzón de AfD en la que recordaron el pasado del dirigente local del partido en asociaciones ultraderechistas y sus declaraciones contra los refugiados y contra adversarios políticos. AfD, por su parte, evitó posicionarse sobre la acción artística.

El artista alemán ya ha plantado esta estatua en otras ciudades del país para denunciar a AfD. Lo hizo por ejemplo el pasado septiembre en Chemnitz, después de las persecuciones de extranjeros que grupos de neonazis protagonizaron tras la muerte de un joven a manos de un refugiado.

Los ultraderechistas podrían obtener en Brandeburgo entre un 19 % y un 21 % de los votos, mientras que el partido socialdemócrata (SPD) se quedaría con entre el 17 % y el 19 %, la Unión Demócrata Cristiana (CDU) recibiría entre el 17 % y el 18 %, Los Verdes entre el 16 % y el 17 % y La Izquierda entre el 14 % y el 16 %.



Vídeo Recomendado:

Deja un comentario