El Ministerio del Interior ha tomado este miércoles la decisión de ponerle una escolta al juez Manuel García Castellón, el magistrado encargado de la instrucción del caso Villarejo y de otros casos importantes de corrupción, según ha adelantado El Mundo y han confirmado fuentes jurídicas a eldiario.es.

La decisión se ha tomado después de que el juez haya puesto en conocimiento de la Policía que un individuo sin identificar habría irrumpido en su domicilio particular este martes sobre las siete de la tarde. Los hecho tuvieron lugar mientras un familiar de García Castellón se encontrada dentro de la vivienda.

El asaltante habría entrado por la puerta de la vivienda sin haberla forzado y habría deambulado unos minutos por el pasillo y el salón. El familiar que se encontraba en ese momento en la vivienda del magistrado creyó que había sido el propio juez el que había llegado y se paseaba por la casa. 

La Policía se personó en la vivienda cuando el familiar se percató de que un intruso había irrumpido en ella. Los agentes pudieron comprobar que la puerta no habría sido forzada y que habría sido abierta con una copia de la llave.

Deja un comentario