El Ayuntamiento de Molina de Segura, en la región de Murcia, se encuentra en el centro de la polémica debido a una controvertida decisión tomada por la nueva corporación liderada por el Partido Popular (PP) en coalición con Vox.

Entre las primeras medidas de esta coalición, se decidió eliminar la Concejalía de Igualdad y convertirla en una de Familia, generando malestar y molestia en la población murciana.

El 28 de marzo, la candidatura socialista obtuvo la mayoría de votos en las elecciones municipales, sin embargo, el pacto entre las fuerzas de derecha y ultraderecha dejó en segundo plano a «la lista más votada». Esta situación ha desatado una ola de protestas vecinales lideradas por el PSOE, quienes buscan revertir la controvertida decisión.

Intervención policial en Molina de Segura ante una protesta vecinal para recuperar la Concejalía de Igualdad
Intervención policial en Molina de Segura ante una protesta vecinal para recuperar la Concejalía de Igualdad

Durante una tensa sesión de control en el ayuntamiento, la situación llegó a un punto crítico cuando la policía intentó llevarse a una vecina que protestaba en contra de la medida adoptada por el PP y Vox. La situación fue tensa y emotiva, ya que la mujer, de avanzada edad, recibió apoyo y solidaridad de decenas de personas presentes en el lugar.

El propio alcalde, tratando de calmar los ánimos, solicitó la identificación de la vecina, lo que aumentó aún más la tensión en el pleno. Sin embargo, finalmente, ante la presión de la situación y los gritos de «no se va» por parte de los presentes, los agentes decidieron desistir y no proceder con el arresto.

El incidente provocó una breve pausa en la sesión, y el alcalde pidió un receso de 20 minutos para calmar los ánimos y reevaluar la situación, tal y como informa La Opinión de Murcia.

A pesar de las protestas y el descontento expresado por la población, la moción presentada por el PSOE para recuperar la Concejalía de Igualdad fue rechazada por la mayoría conformada por PP y Vox.

El escándalo en el Ayuntamiento de Molina de Segura pone de manifiesto la división política y social que se ha generado a raíz de la coalición entre el PP y Vox, y cómo esta decisión ha sido recibida con desaprobación por una parte importante de la comunidad local. El debate sobre la igualdad y la protección de los derechos de las mujeres ha cobrado protagonismo, y la controversia en torno a esta decisión continúa.

DEJA UNA RESPUESTA