PACMA anuncia una investigación sobre la historia de las elefantas de Joy Gartner, domador del Circo Gottani

PACMA, el partido animalista, ha realizado una ardua labor de investigación sobre Joy Gardner y el maltrato a animales del Circo Gottani:


En el Partido Animalista tememos que Joy Gartner, domador de las elefantas del Circo Gottani, pueda llevarse en cualquier momento y sin avisar a los animales a otro país para evitar que nuestra propuesta prospere y que las elefantas sean transferidas al Gobierno para darles un retiro digno. Hoy mismo hemos iniciado los trámites legales para presentar una denuncia judicial por los hechos que presuntamente ocurrieron en el pasado, y que desvelamos en la siguiente investigación:

Según fuentes europeas a las que ha tenido acceso PACMA, y que hemos publicado en una minuciosa investigación sobre la historia de las elefantas, no sería la primera vez que la familia Gartner esquiva las consecuencias de un problema con sus elefantes marchándose a otro país. Con esta información, que diferentes organizaciones nos han trasladado, entendemos que existe un riesgo evidente de que las elefantas, que se encuentran actualmente en Albacete recuperándose del accidente, puedan ‘desparecer’ sin previo aviso para ser llevadas a otro país.

Descarga aquí el informe completo sobre la historia de las elefantas de Joy Gartner.

Los dos éxodos de Joy Gartner

La primera vez que Joy Gartner eludió presuntamente la incautación de sus elefantas por denuncias de maltrato, tuvo lugar en el año 2005 en Alemania. Según nos relatan nuestras fuentes, a principios de año, una de ellas, de nombre Maya, fue incautada y llevada al zoo de Heidelberg por riesgo de muerte. Los veterinarios del zoo (donde vivió en cautiverio hasta su muerte en 2006) lograron salvar su vida. El resto de elefantas iban a ser llevadas a un santuario. Sin embargo, el 26 de noviembre de 2005, un día antes de que esto sucediera, las elefantas habrían ‘desaparecido’. La organización One Voice las localizó en un circo de Brehemont (Francia). Allí dos elefantas habrían realizado la cruel función, mientras las restantes habrían esperado atadas a una cadena y enfermas dentro de una carpa. Una de ellas, de nombre Vicky, estaba en muy malas condiciones, según las mismas fuentes.

No habría sido la última vez que Gartner ‘huyó’ presuntamente y se llevó a las elefantas ante los problemas por denuncias de maltrato de colectivos animalistas. A finales de diciembre de 2005 (solo un mes después de aquello), un grupo de activistas habría encontrado a una elefanta en muy mal estado en el Circo Zavatta de París. Fue rescatada en enero de 2006, pero su estado era crítico. Según las fuentes consultadas, habría sido golpeada, presentaría numerosas heridas y estaría encerrada y encadenada sin apenas ventilación. One Voice obtuvo su custodia y emprendió un proceso judicial que acabó con una condena por crueldad y maltrato al Circo Zavatta.

Lo más triste de este asunto es que en este circo no actuaba la familia de domadores Gartner, si no otra, pero la elefanta presuntamente maltratada vuelve a ser Vicky, propiedad de los Gartner. Las organizaciones sospechan que Gartner la escondió allí para evitar problemas. La elefanta fue trasladada a un zoo, donde vive actualmente.

Tras este escándalo, Joy Gartner volvería a buscar refugio en países más laxos con la protección animal. Después de un intento frustrado por la presión de los animalistas en Rumanía, decidiría marcharse con las elefantas al norte de África. Después de seis meses entre Túnez y Marruecos, y una vez pasado el ‘temporal’ provocado por la condena del Circo Zavatta, Joy Gartner habría decidido volver a Europa, pero las elefantas no tenían ya pasaporte europeo, así que quedaron ‘retenidas’ en Casablanca hasta finales de 2011. En octubre de ese año la Comisión Europea permitió su vuelta.

Faltas de control

Además de esto, la investigación realizada por PACMA también apunta a posibles faltas de consideración y seguridad con los animales.

Además del accidente ocurrido en Albacete, que se cobró la vida de la elefanta Dana, hay otros accidentes destacables a lo largo de la historia de la familia de domadores de Joy Gartner. En 2012 la elefanta de nombre Baby cayó sobre una persona que las visitaba, y que tuvo que ser atendida de gravedad en un hospital de Blackpool-Cork (Irlanda). Ese mismo año, en Riga, el hijo de Joy Gartner habría resultado herido por un elefante.

A esto se le suman numerosas fugas de elefantes que han puesto en peligro la vida de los animales y de las personas. En 2017 una de las elefantas escapó de su cautiverio en Mazagón (Huelva) y fue encontrada tiempo después comiendo de un contenedor. En Inglaterra también hay noticias de más fugas.

Seguiremos insistiendo para que las elefantas no vuelvan a la custodia de Joy Gartner, para poner fin a su historia de sufrimiento en el circo.

Tú también puedes ayudarlas: ¡firma ahora nuestra petición!


Uno de los elefantes del Corco Gottani heridos en un accidente en Albacete

Deja un comentario