La Fiscalía de Costa Rica informó este martes que el expresidente del país (2014-2018), Luis Guillermo Solís, figura como imputado en una investigación por un hueco presupuestario de unos 1.000 millones de dólares.

La Fiscalía informó a los medios que Solís es investigado por el presunto delito de incumplimiento de deberes, que se sanciona con una prohibición para ejercer cargos públicos durante un tiempo que va de 1 a 4 años.

Solís, quien desde que se conoció el hueco presupuestario para el año 2018 ha negado tener alguna responsabilidad, indicó en sus redes sociales que está ha disposición de las autoridades para aclarar el caso.

«Respetuoso de la institucionalidad judicial y convencido del apego de mis actuaciones a los más altos intereses de la nación, reitero mi disposición a atender los requerimientos que el Ministerio Público solicite», escribió Solís.

El exmandatario aseguró que se enteró de la investigación por los medios de comunicación y consideró que se trata de «una oportunidad valiosa».

«Es una oportunidad valiosa para aclarar y despejar dudas sobre las decisiones técnicas adoptadas durante mi Administración para atender una situación presupuestaria que es expresión de la fragilidad que arrastra la economía costarricense desde hace décadas», concluyó.

La apertura de la investigación judicial se da una semana después de que una comisión del Congreso investigara por su parte el asunto y emitiera un informe en el que recomendó la suspensión de 4 años para ejercer cargos públicos a Solís y a quien fue su ministro de Hacienda, Helio Fallas.

El pasado 31 de julio, poco más de dos meses después de asumir el poder, el Gobierno del presidente Carlos Alvarado envió al Congreso un presupuesto extraordinario por 600.000 millones de colones (1.000 millones de dólares) para hacer frente a pagos de deuda interna del segundo semestre de ese año.

Según el Ministerio de Hacienda, ese presupuesto extraordinario, que fue aprobado por el Congreso, obedeció a que los montos incluidos en el presupuesto ordinario de 2018, presentado por el gobierno de Solís, resultaron insuficientes.

El ministerio detalló que hay dos factores que provocaron esta situación: una colocación de deuda con vencimiento en 2018 mayor a la prevista con el fin de cubrir una falta de liquidez en el segundo semestre de 2017; y que el volumen de canjes de deuda realizado en el primer semestre de 2018 estuvo por debajo de lo estimado en el presupuesto.

Fuente