Mahsa Amini fallecía después de ser arrestada por vestir de forma incorrecta el velo, algo que ha ocasionado una oleada de protestas en Irán, que ya se extiende por varios días.

En un comunicado hecho público esta semana pasada, Amnistía Internacional anunciaba que entre el 20 y el 30 de septiembre 23 adolescentes iraníes fueron asesinados como «consecuencia de un uso Ilegítima de la fuerza «.

«La mayoría de los varones murieron como consecuencia de disparos de munición real realizados por las fuerzas de seguridad contra ellos; dos murieron tras ser alcanzados por perdigones disparados a corta distancia, y uno y tres muchachas, tras una paliza mortal de las fuerzas de seguridad», apuntaban desde la ONG.

Miedo

A raíz de esta denuncia han aumentado las voces de alarma alertando que el régimen pretenden infundir el miedo en la población y así silenciar las protestas. Así mismo lo advertía Haizam Amirah Fernández, investigador principal del Mediterráneo y Oriente Medio en el Real Instituto Elcano para EPE: «El objetivo es el miedo. Buscan asustar a los jóvenes y a sus padres, que le tengan pánico al régimen, y de esa forma intentan que ni unos ni otros se sumen a las protestas».

No obstante, “no tenemos a ningún alumno en prisión. Los que han sido arrestados han sido trasladados a centros de corrección psicológica y educativa para evitar que se conviertan en personas antisociales», asegura Yousef Nouri, ministro de educación, tras estas informaciones.

DEJA UNA RESPUESTA