Irán, Rusia y China han iniciado este lunes maniobras militares a gran escala en el sur de Rusia.

Estos ejercicios han sido nombrados como ‘Cáucaso 2020’, participan, según las fuentes oficiales del Ministerio ruso, «80 000 efectivos, de los cuales unos 1000 soldados son también de Armenia, Bielorrusia, China, Myanmar y Paquistán».

Estos ejercicios incluirán también prácticas con 250 tanques, 50 vehículos de transporte de personal militar y 200 sistemas de artillería, informaron desde el Ministerio de Rusia.

Estas prácticas se llevarán a cabo hasta el próximo 26 de septiembre en el mar Negro y Caspio, según explicaba el embajador iraní en Moscú.

A través de las declaraciones de los representantes de las Fuerzas Armadas de Rusia se ha expuesto que los ejercicios llevados a cabo en la operación ‘Cáucaso 2020’ se pondrá especial atención en los vehículos aéreos no tripulados. Es decir, en los drones que han comenzado a ser utilizados en las pericias militares, pero también en los misiles de crucero.

“Los simulacros se centrarán particularmente en el combate de misiles de crucero y vehículos aéreos no tripulados, así como en las actividades de guerra electrónica contra formaciones enemigas y en el entrenamiento de la capacidad de envolvente vertical de las tropas aerotransportadas”, se afirma en el comunicado.