La exministra de Igualdad, Irene Montero, ha dirigido fuertes críticas hacia la actual titular de Igualdad, Ana Redondo, en relación con el caso del futbolista Dani Alves. Montero ha instado al Gobierno a «no dar pasos atrás» en la lucha contra la violencia machista, especialmente en situaciones de violencia sexual.

En su primer enfrentamiento público con su predecesora en el cargo, Montero expresó su preocupación en un mensaje en la red social X. La exministra rechazó la postura de la actual ministra, quien había indicado que el procedimiento relacionado con el caso de Dani Alves «sigue adelante» y que se valorará cuando haya sentencia.

Montero argumentó que condicionar la credibilidad de la víctima al resultado judicial es inaceptable, declarando: «Decir, ante un caso de violencia sexual, que se valorará cuando haya sentencia es hacer depender la credibilidad de la víctima del resultado del proceso judicial. Y eso #SeAcabó».

Irene Montero condena la postura de Ana Redondo en el caso Dani Alves
Irene Montero condena la postura de Ana Redondo en el caso Dani Alves

Montero enfatizó en otro mensaje que en España, por ley, el Estado tiene la obligación de garantizar los derechos de todas las víctimas de violencia machista, incluso si no presentan denuncia o no hay una sentencia condenatoria. Destacó que todas las instituciones deben cumplir con sus obligaciones para asegurar vidas libres de violencia machista.

Pablo Echenique, exportavoz de Unidas Podemos en el Congreso, también expresó su descontento con la respuesta de la ministra de Igualdad y señaló un posible retroceso ideológico. Además, criticó que la respuesta no reflejaba la postura actual de 2024, describiendo el supuesto retroceso ideológico como «bestial» y generador de desprotección.

«Preguntan a la nueva Ministra de Igualdad por el caso de Dani Alves y la respuesta no se sabe si la da alguien del PSOE o del PP y si estamos en 2024 o en 1994. El retroceso ideológico en pocos meses es tan bestial que parece mentira. Y la desprotección que genera, aterradora», lamentó.

El futbolista Dani Alves, acusado de agresión sexual a una chica en una discoteca, negó los hechos durante su declaración en la Audiencia de Barcelona. Alves lloró al defender que la relación fue consentida y afirmó no ser «ese tipo de hombre» y no tener comportamientos violentos. La Fiscalía reclama una condena de 9 años de cárcel, mientras que la denunciante solicita 12.

DEJA UNA RESPUESTA