El juez Escalonilla ha archivado el ‘caso niñera’, de forma rotunda y quedando totalmente desmontado: «No sólo no consta acreditado que Teresa Arévalo Caravallo o Gara Dolores Santana Suárez se encargasen del cuidado de los hijos de Irene Montero y Pablo Iglesias, sino que incluso no consta acreditado que persona alguna, ajena a los propios padres se haya encargado de su cuidado durante el tiempo que desempeñaban funciones remuneradas por el partido político Podemos o remuneradas por el erario público».

Señala, además que, una testigo que aportaba pruebas fue despedida de Podemos, «habiendo interpuesto tras ello una demanda por despido improcedente ante la Jurisdicción Social, con lo que cabe apreciar que dicha testigo pueda albergar un cierto resentimiento respecto de dicho partido político y de sus dirigentes».

De este modo el magistrado concluye que no existe ningún indicio que avale una investigación: «Cabe por lo tanto inferir la inexistencia de prueba objetiva que advere la declaración de la testigo, declaración ésta que por sí sola no cabe erigirla en indicio racional suficiente acreditativo».

Ante esta resolución Irene Montero ha preguntado que «¿Cómo se repara el daño causado por esta mentira y esta persecución a mis compañeras Tere Arévalo y Gara Santana, a nuestras familias y amistades, a Podemos?».

El juez Escalonilla archiva el falso “caso niñera”

El portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, también ha expuesto sus consideraciones: «Si te creíste la basura falsa del «caso niñera» simplemente porque no te gusta @PODEMOS, piensa que un juez y todas las teles se aprovecharon de tu aversión para engañarte y tú te dejaste. Vota a quien quieras, pero no tragues bazofia por prejuicios. Te humillas a ti mismo así».

Si te creíste la basura falsa del «caso niñera» simplemente porque no te gusta @PODEMOS, piensa que un juez y todas las teles se aprovecharon de tu aversión para engañarte y tú te dejaste.

DEJA UNA RESPUESTA