Este sábado 21 de enero, miles de personas, animadas por más de 100 colectivos de la sociedad civil, se han manifestado en la céntrica Plaza de Cibeles, en Madrid, contra la gestión del Gobierno de coalición presidido por Pedro Sánchez bajo el lema «Por España, la democracia y la Constitución».

A pesar de que la protesta contó con el apoyo del PP y Ciudadanos, el dirigente de Vox, Santiago Abascal, ha sido el único líder nacional que ha acudido al acto, donde se mostró «convencido» de «la necesidad de una movilización permanente y masiva hasta la expulsión del autócrata Pedro Sánchez del poder».

No han estado Alberto Núñez Feijóo, ni Isabel Díaz Ayuso, ni José Luis Martínez-Almeida, ni la nueva portavoz del partido naranja, Patricia Guasp, ni su secretario general, Adrián Vázquez.

El irónico tuit de Echenique sobre el trabajo de los fotógrafos en la manifestación ultra de Madrid de este sábado / Imagen: RTVE
El irónico tuit de Echenique sobre el trabajo de los fotógrafos en la manifestación ultra de Madrid de este sábado / Imagen: RTVE

Por parte del PP han acudido los vicesecretarios generales de Coordinación Autonómica y Local, Pedro Rollán, y de Organización, Miguel Tellado; la eurodiputada Dolors Montserrat; la presidenta de Nuevas Generaciones, Beatriz Fanjul; y el candidato a la Alcaldía de Barcelona, Daniel Sirera, así como los recientes fichajes Carlos García Adanero y Sergio Sayas, suspendidos de UPN por negarse a cumplir la directriz de apoyar la reforma laboral del Gobierno, o la ex presidenta madrileña Esperanza Aguirre.

Por parte de Cs, se han dejado ver la ex líder Inés Arrimadas, que se mantiene como portavoz del partido en el Congreso, y la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís. Ambas han acudido a la concentración acompañadas de la diputada del PP Cayetana Álvarez de Toledo.

Entre los asistentes también han estado la ex dirigente de UPyD Rosa Díez, el ex político del PP Aleix Vidal-Quadras, el filósofo Fernando Savater, el editor Abelardo Linares, el escritor Iván Vélez, la eurodiputada Maite Pagazaurtundua, el escritor y columnista de EL MUNDO Andrés Trapiello…

Durante la manifestación se leyó un manifiesto que abogaba por «no permanecer impasible ante la grave erosión de nuestras instituciones, el deterioro de nuestra democracia y el debilitamiento de nuestro Estado», con referencias al soberanismo catalán, a la lucha contra la corrupción y a una reforma del Código Penal «por la puerta de atrás».

Como es habitual en este tipo de manifestaciones, se vieron enseñas anticonstitucionales y utilizadas como símbolos de represión, como cruces gamadas o banderas franquistas, entre otras.

Sobre esto se ha pronunciado el portavoz de Podemos en el Congreso de los Diputados, Pablo Echenique: «Un abrazo muy fuerte a todos los fotógrafos y cámaras que han acudido esta mañana a la manifestación bolsonarista en Madrid y que han tenido que trabajar duro buscando ángulos extraños y descartando cientos de tomas para que no apareciera la bandera con el pollo o cruces gamadas».

Echenique ha hecho alusión de esta manera a los profesionales que han hecho malabares para evitar que estos símbolos aparecieran en sus fotografías y ha comparado la concentración con los recientes sucesos en Brasil.

El tuit del portavoz de Podemos en el Congreso de los Diputados alcanzaba en el momento de esta publicación más de 400.000 reproducciones, más de 5.000 «me gusta» y más de 1.700 «retuits».

Alberto Núñez Feijóo, se hizo eco de la manifestación en sus redes sociales, refiriéndose a ella como una «defensa de la democracia y de la Constitución con serenidad y argumentos», pasando por alto la presencia de símbolos anticonstitucionales y antidemocráticos.

Por su parte, el vicepresidente de Castilla y León por Vox, Juan García-Gallardo, añadió: «Nos gobierna una banda sostenida por comunistas, golpistas y filoterroristas. Debemos hacer oposición a este Gobierno de la traición para sustituirles a ellos y, principalmente, a sus políticas. España necesita el cambio de rumbo que sólo propone VOX».

DEJA UNA RESPUESTA