Hace unos días, la cineasta Isabel Coixet concedió una entrevista a Bob Pop en La Marea donde habló de cómo fue trabajar con el exdiputado de Ciudadanos Marcos de Quinto en una campaña publicitaria.

«Antes, cuando tú hablabas de que habías sufrido los abusos de poder, ¿a qué te referías?. Que se pueda contar», le pregunta el subdirector del citado medio. «Pues a personas que han sido mis jefes que me han tirado una silla, que me han hecho trabajar 36 horas seguidas en una oficina, que me han hecho trabajar en campañas políticas cuando yo no quería trabajar en determinadas campañas políticas. Y después, insultos, venganza…», ha respondido la ganadora de ocho premios Goya.

Y ha continuado: «Recuerdo a un gran, gran ejecutivo de una gran, gran empresa que luego se hizo político y le salió mal. Le salió fatal. Este era el director general de Coca-Cola. Creo que es una de las cosas más dantescas que he vivido nunca. Eso me sirvió para pensar que tenía que dejar ese mundo porque no… Recuerdo una reunión con ese señor, que se llamaba Marcos de Quinto»

Isabel Coixet tras trabajar con Marcos de Quinto: "Creo que es una de las cosas más dantescas que he vivido nunca"
Isabel Coixet tras trabajar con Marcos de Quinto: «Creo que es una de las cosas más dantescas que he vivido nunca»

En ese momento, Bob Pop le dice: «Se sigue llamando así, creo. Ahora, dejó la política, pero financia cadenas de ultraderecha».

Isabel Coixet continua su explicación: «Bueno, ese señor… Los insultos… Cuando ya habíamos acabado una reunión de preproducción, llegó bastante cocido, todo hay que decirlo, y todo lo que salió por esa boca contra mí… Cuidado, que yo ya no era una aprendiz, que ya había dirigido cosas y ese señor era mi cliente. Pero este lo recuerdo porque fue de esas que dices ‘guau’, ya eran cosas antimujer, antiyo… Vamos, básicamente que yo no tenía ni puta idea de hacer nada y cómo era posible que me hubiera contratado… Una cosa como dantesca».

Cuando lo vio en las listas al Congreso, Coixet reconoce que le pareció «coherente». «Lo que me dices ahora de él es coherente. No sé, hay personas a quienes se les sube el rollo este. Yo no sé, los encontronazos que he tenido de este tipo siempre han sido con hombres. Y siempre han sido con hombres que teóricamente estaban por encima en el escalafón, por encima de mí».

«Pero es verdad que mi actitud siempre ha sido ‘bueno, vale, este tío es un cabrón, pero no puedo levantarme e irme porque hay mucha gente implicada en esto’, y siempre en mí la hormiga soldado ha podido, pero pues bueno ‘vamos a hacer como que no lo hemos oído y vamos a intentar que no se rompa la noche’. Pero, desde luego, yo veo el nombre de ese señor y… La última vez que lo vi fue en una entrega de premios y es como que te vuelve todo. Es más, luego rodé el spot pero él se lo cargó y nos lo hizo repetir».

DEJA UNA RESPUESTA