Por Javier Cortines

Con la muerte de Laila al Ghandur, una bebé de ocho meses, debido a la inhalación de gases lacrimógenos, Israel culminó ayer, lunes, la peor masacre palestina, con 62 muertos y 2700 heridos, desde la guerra de Gaza de 2014.

La madre de la bebé se encontraba con su hija a un kilómetro de la frontera, pensando que guardaba “una distancia segura”, cuando los soldados israelíes bombardearon a los manifestantes con sucesivas cargas de granadas lacrimógenas, quizás las más fuertes del mundo.

En las protestas del lunes, día que se inauguró la Embajada estadounidense en Jerusalén, participaron unos 35.000 palestinos para exigir, entre otras cosas, la devolución de los territorios ocupados y el regreso a casa de los seis millones de refugiados palestinos que viven como “apátridas” desde hace décadas en una treintena de países.

Desde que comenzó la Gran Marcha del Retorno, el pasado 30 de marzo, al  menos 107 palestinos han muerto, incluidos niños, periodistas y personal sanitario, y cerca de 12.000 han resultado heridos. La mayoría de las víctimas fueron alcanzadas por cientos de francotiradores israelíes, y bombardeos de tanques y drones.

El presidente palestino Mahmud Abbas declaró hoy jornada de luto en Palestina y llamó a la huelga general para conmemorar La Nakba (la Catástrofe en árabe), lo que hace referencia a los más de 750.000 palestinos que fueron expulsados de sus hogares y tierras antes y después de la guerra de 1948.

La Najba se celebra el 15 de mayo desde que el presidente Yasser Arafat eligió esa jornada en 1998, quincuagésimo aniversario de la tragedia que provocó una diáspora palestina de proporciones bíblicas.

Los orígenes de ese éxodo se remontan al Plan de Partición de Palestina, aprobado por la ONU el 29 de noviembre de 1947, mediante el cual se adjudicaba a Israel numerosos territorios palestinos. Entre 1947 y 1949, unos 900.000 palestinos (casi la mitad de la población de aquel entonces), tuvieron que dejar atrás sus hogares, tierras y todas sus posesiones.

De los dos millones de habitantes de Gaza, 1,8 millones son refugiados de la NAKBA, desplazados internos. De los trece millones de palestinos que hay actualmente en el mundo, seis millones viven- como hemos dicho- en el exterior. El mayor país de acogida es Jordania, con 3,8 millones de palestinos. Y en América Latina, Chile está a la cabeza, con unos 600.000 palestinos, muchos de ellos descendientes de refugiados de la diáspora.

 

 

mm
Retrato de Javier Cortines realizado por el pintor Eduardo Anievas. Este escriba es el autor de la trilogía "El Robot que amaba a Platón", obra que no gusta nada a las editoriales consagradas al dios tragaperras por su espíritu transgresor y que se puede leer gratis en su blog: Nilo Homérico, en cuya portada se puede escuchar, además, la canción de Luis Eduardo Aute "Hafa Café".

Deja un comentario