Las autoridades israelíes han aumentado el área de pesca de las seis hasta las quince millas náuticas (unos 28 km) en la costa de Gaza, bajo bloqueo, una distancia que no se alcanzaba desde la segunda intifada, destacaron hoy medios locales.

«Este paso forma parte de la política civil de impedir un deterioro humanitario en la Franja de Gaza y de la política de distinguir entre terrorismo y la población civil», aseguró en su cuenta de Twitter el Cogat (organismo militar responsable de gestionar la ocupación en los territorios ocupados).

Israel mantiene un bloqueo por tierra, mar y aire en la Franja de Gaza desde 2007, cuando la organización islamista Hamás, considerada terrorista por Israel, la UE, EE.UU. y otros países, se hizo con el control del enclave costero por la fuerza.

En virtud de los Acuerdos de Oslo (1993), la pesca en la franja quedó relegada a un sector de 20 millas náuticas, pero con el bloqueo el perímetro se limitó a tres, que no se vieron ampliadas hasta el último acuerdo de alto el fuego alcanzado entre las milicias palestinas en Gaza, lideradas por Hamás, e Israel, en verano de 2014, cuando se incrementó hasta seis.

Desde entonces Israel ha aumentado hasta las nueve millas esta zona de manera excepcional, durante la temporada alta de pesca.

La noticia del Cogat de hoy coincide con la llegada al enclave de una delegación de seguridad egipcia que participa en las negociaciones con Hamás para alcanzar una tregua de larga duración con Israel.

El enviado especial de la ONU para el proceso de paz, Nickolay Mladenov, también entró hoy en Gaza, donde mantuvo una reunión con el líder del buró político islamista, Ismail Haniye, en la residencia de éste.

En el encuentro, ambos se habrían puesto al día de los últimos acontecimientos después de que hace una semana Hamás anunciara un alto el fuego con Israel tras una brusca escalada de tensión provocada por el disparo de milicias palestinas de cohetes contra Israel, que respondió con bombardeos de represalia sobre objetivos militares.

En las últimas horas los medios locales insisten en que las partes estarían cerca de alcanzar un pacto, que incluiría la expansión del área de pesca, como ha ocurrido, y un aumento de los camiones comerciales que entran en la franja, recogió la radio nacional Kan.

Mientras, Hamás, al que Israel responsabiliza de la violencia procedente del enclave, se comprometería a mantener la calma y a terminar las acciones de las brigadas de protesta nocturna que se registran a diario junto a la valla de separación.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario