Redacción

Izquierda Unida, a través de su Área Federal de Educación, muestra su “apoyo a la movilización del profesorado interino” en defensa de su estabilidad, al tiempo que exige a todas las administraciones competentes una “ambiciosa oferta de plazas docentes como garantía básica para una educación pública de calidad”.

De la misma forma, esta formación reclama “medidas urgentes a las distintas administraciones educativas para que doten de estabilidad a las plantillas docentes en los centros escolares públicos, de tal forma que se mejore su buen funcionamiento y, con ello, la calidad de la educación pública”.

Enrique Díez, coordinador del Área Federal de Educación de IU, plantea que “el ministro de Educación, Iñigo Méndez de Vigo, en coordinación con los/as responsables de las comunidades autónomas, deben desarrollar un plan de estabilidad para el personal interino. Este colectivo ha demostrado sobradamente su cualificación y aptitud como docentes, por lo que sus integrantes deben trabajar en igualdad de condiciones laborales que el resto del profesorado. Sólo así se podrán fortalecer los equipos educativos, la autonomía docente y la calidad educativa”.

El dirigente de Izquierda Unida denuncia la “nula disposición de Méndez de Vigo para ofrecer una solución satisfactoria a la penosa situación creada. De ahí nuestra solidaridad con las justas reivindicaciones de este colectivo -como las realizadas hoy en las movilizaciones que se han desarrollado en Andalucía- y todo nuestro apoyo a cuantas iniciativas contribuyan a su estabilidad y mejora de sus condiciones de trabajo”.

Díez considera que “con carácter inmediato deben revertirse los recortes impuestos en los últimos años, así como apostar por una oferta de empleo ambiciosa que aborde realmente la reducción de ratios, la atención a la diversidad, el desdoble de grupos y los refuerzos educativos”.

“Todo ello -señala en nombre de IU- requiere un compromiso real de incremento de la financiación educativa, a través del blindaje de la inversión en educación pública no universitaria que parta de un suelo del 5% hasta alcanzar el 7% del PIB. Afectaría de forma muy favorable tanto al personal interino como a los/as aspirantes que se presentan a las oposiciones de profesorado, ya que permitiría crear plazas suficientes para atender a ambos colectivos”.

Desde el Área Federal de Educación de Izquierda Unida se recuerda que las políticas antisociales impuestas por los gobiernos del PP y del PSOE “el porcentaje de trabajadores/as interinos alcanzó en su conjunto niveles por encima del 25%, lo que nos sitúa muy por encima de las directrices europeas, que establecen la tasa de interinidad en los sectores públicos en un 8%”.

Dos sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea se han hecho eco de esta situación, lo que ha obligado al Gobierno del PP a tener que mover ficha para reducir el número de interinos. “Lo que ocurre -advierte Enrique Díez- es que en vez de apostar por asegurar la estabilidad laboral del profesorado, todo parece indicar que la respuesta consiste en poner en marcha un ‘ERE encubierto’ para expulsar del sistema educativo a miles de docentes interinos sin tener apenas en cuenta su dilatada experiencia laboral”.

“Como ejemplo -señala el responsable del Área Federal de Educación de IU- hay que señalar que en las próximas oposiciones de Secundaria la experiencia de tres años de servicio equivaldrá, en puntos, a haber superado 300 horas de algunos de esos cursos que ofrecen academias y universidades privadas y que, salvo raras excepciones, sirven para poco más que para vender/comprar una acreditación”.

Deja un comentario