Izquierda Unida ha registrado hoy en el Congreso una proposición de ley orgánica con el objetivo de erradicar la prostitución en todo el Estado. La iniciativa se centra claramente en tres acciones principales: elevar las penas a los proxenetas hasta un máximo de cinco años, que desaparezca la imagen de las mujeres como ‘objetos sexuales’ en los medios de comunicación, además de distintas modificaciones legales para que se sancione con elevadas multas a los denominados “clientes-prostituidores”.

La diputada y portavoz de Izquierda Unida en la Comisión de Igualdad, Isabel Salud, que firma la iniciativa junto a Alberto Garzón, ha sido la encargada de registrarla oficialmente. Estuvo acompañada por distintas responsables del Área de la Mujer de IU, como Charo Luque, así como por representantes de asociaciones como la ‘Comisión de Investigación de malos tratos a mujeres’, la ‘Plataforma Estatal por la Abolición de la Prostitución’, el ‘Partido Feminista’ o el ‘Fórum de políticas feministas’, a quienes “agradeció en nombre de Izquierda Unida” su directa participación en la elaboración del texto definitivo.

Salud recordó a los medios en declaraciones en la Cámara Baja que el intento de erradicar la prostitución es una “reclamación histórica de Izquierda Unida”, formación que ya incluyó esta propuesta como voto particular en Pacto contra la violencia machista, que fue apoyada por mayoría.

De ahí que mostrara también su confianza para que esta proposición de ley tenga el respaldo suficiente de otros grupos parlamentarios para que pase el filtro de la toma en consideración y luego pueda ser debatida con tranquilidad.

La parlamentaria vasca de IU apuntó que estamos ante una propuesta “muy concreta”. La reforma del Código Penal buscar elevar el castigo a los proxenetas, esos mismos que “hacen de intermediarios entre la mal llamada ‘industria del sexo’” y las “organizaciones criminales que distribuyen a las mujeres y menores que traen de otros países por los burdeles y clubes que hay a lo largo y ancho de España”.

“Planteamos -resumió- que se endurezcan las penas para esta figura entre un año y cinco años de cárcel”, tras valorar que a día de hoy el Código Penal no es muy claro sobre esta cuestión.

En segundo lugar, explicó que la iniciativa plasma la intención de erradicar de los medios de comunicación aquellos contenidos que presentan a la mujer únicamente como un “simple objeto sexual’, muy especialmente por la importancia que tienen estos mismos medios para “transmitir valores, así como para mejorar la educación y el conocimiento” de todos y todas.

Isabel Salud explicó en tercer lugar que la proposición plantea la necesidad de “castigar al cliente-prostituidor” en vez de a las mujeres que se ven obligadas a ejercer la prostitución y que soportan “una situación de mayor vulnerabilidad”.

“Uno de los elementos centrales para erradicar esta práctica -dijo- es eliminar la demanda. Si no hay demanda, no hay prostitución, por eso debemos atacar ahí”.

Detalló textualmente que el nuevo texto planteado pide cambiar la Ley de Seguridad Ciudadana para incluir una reforma que contemple como pena “grave” recurrir a la prostitución, con multas que podrían llegar hasta los 600.000 euros en casos puntuales.

Salud indicó también que la prostitución tiene una vinculación directa con la “violencia extrema” que soportan las mujeres, dada la “relación de poder y de dominio” que se produce de manera indefectible con su práctica.

Alertó de que “en España ha aumentado la prostitución” en los últimos años y lo achacó a que se han agudizado sus características como “destino de turismo sexual”, al tiempo que se ha recrudecido el fenómeno de que “cada vez más chicos jóvenes utilizan la prostitución para pasar un buen rato”, sin que tengan en cuenta todo lo que esta práctica conlleva.

Deja un comentario