Redacción

Los parlamentarios de Izquierda Unida Miguel Ángel Bustamante (diputado) y Vanessa Angustia (senadora) han registrado en sus respectivas cámaras sendas baterías de preguntas dirigidas al Ejecutivo del PP para que oficialice sus explicaciones sobre, entre otras cuestiones, “¿cuáles son las razones que presenta el Gobierno de España para desconocer la legitimidad de los resultados electorales de los comicios celebrados en Venezuela el pasado 20 de mayo?” y si “¿son los criterios ideológicos la causa de esta posición antidemocrática e injerencista que ignora la voluntad emanada del pueblo venezolano?”

Bustamante y Angustia han formado parte de la plural misión de observadores internacionales que se desplazaron a Venezuela para seguir in situ el desarrollo de estos comicios y exponer su opinión independiente sobre su validez.

Esta cita contó con un Plan de Acompañamiento Internacional, con más de 2.000 observadores internacionales. Entre sus integrantes hubo personas pertenecientes al mundo de la política, académicas, parlamentarias, intelectuales y periodistas de América Latina, Caribe, Europa, África, Estados Unidos y Asia. También se contó con observadores de organismos internacionales como la Unión Africana y el Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica (CEELA). Todas las misiones coincidieron en reconocer la validez y la transparencia de dicho proceso electoral, y apelaron al respeto y la aceptación de los resultados. Además, todos los partidos y candidaturas contaron con interventores en las mesas electorales para poder fiscalizar la limpieza del proceso.

Ambos parlamentarios/as de Izquierda Unida coinciden en señalar que “a pesar de las amplias garantías técnicas que ofrece el sistema electoral venezolano, que hacen prácticamente imposible la manipulación, y el importante acompañamiento internacional registrado, la oposición venezolana desconoció irresponsablemente los resultados de estas elecciones y agitó graves acusaciones de fraude electoral”, lo que se hizo de forma coordinada con “las presiones de varios países, liderados por Estados Unidos, que no desaprovechan ninguna oportunidad para ejercer posiciones injerencistas, colonialistas e imperialistas en los procesos políticos soberanos de América Latina, en general, y de Venezuela, en particular”.

Inciden en que el Gobierno de Mariano Rajoy “puso en entredicho las elecciones presidenciales de Venezuela antes, incluso, de llevarse a cabo, dudando de que fuesen libres y democráticas, y anticipando que no reconocería el resultados de los comicios”.

De ahí que entre las cuestiones concretas que plantean Bustamante y Angustia esté saber si “¿reconocerá el Gobierno la soberanía de Venezuela para organizar y realizar autónomamente elecciones democráticas o desconocerá a las legítimas autoridades públicas surgidas de este proceso electoral?” y que desde Moncloa se aclare si  “¿romperá relaciones diplomáticas con Venezuela mientras no lo hace con países que violan de forma constante y flagrante los Derechos Humanos, como Marruecos e Israel?”

Desde el entorno del Gobierno español se han manejado y lanzado distintos mensajes y argumentos para justificar su renuncia a reconocer el resultado, entre ellas la limitada participación y el reducido porcentaje de respaldo del candidato Nicolás Maduro sobre el censo total. La realidad es muy tozuda, ya que el reelegido presidente venezolano lo fue por el 31,7% del censo, porcentaje superior al 27,3% de Trump, 26,8% de Macri, 23,7% de Santos Calderón o al 22,5% del propio Mariano Rajoy.

Miguel Ángel Bustamante y Vanessa Angustia recuerdan también que “a pesar de la estrecha diferencia entre los resultados electorales de las dos principales candidaturas y de las denuncias de fraude electoral, el Gobierno de España sí reconoció la legitimidad de las recientes elecciones presidenciales en Honduras y Paraguay. “¿Qué factores justifican y sustentan esta diferencia de criterio establecida por el Gobierno con respecto a los comicios celebrados en Venezuela?”, plantean.

El diputado completa su iniciativa señalando que “la candidatura del opositor Henry Falcón anunció ante la misión de acompañamiento internacional que se había reunido con representantes de la UE y que reconocerían la victoria de dicho candidato en caso de que ocurriese así. “¿Habría estado el Gobierno español dispuesto a reconocer las elecciones en función de si ganase uno u otro candidato?”, interroga Bustamante.

Deja un comentario