Izquierda Unida tendrá un papel destacado en el grupo parlamentario confederal en el Congreso, constituido formalmente esta mañana, que a partir de ahora tendrá la nueva denominación de Unidas Podemos-En Comú Podem-Galicia en Común.

El coordinador federal de IU y diputado por Málaga, Alberto Garzón, volverá a ocupar una de las tres portavocías adjuntas, que completan los/as parlamentarios de las confluencias catalana y gallega, Jaume Asens y Yolanda Díaz, respectivamente. El staff del grupo se completa con la repetición también de Pablo Iglesias e Irene Montero en la presidencia y la portavocía titular del mismo, así como Ione Belarra y Txema Guijarro como portavoz sustituta y en la secretaría general.

Además, a falta de conocer cuántas y qué presidencias de comisión asigna al grupo la Mesa de la Cámara Baja, así como la distribución interna que se haga de las portavocías, coportavocías y adscripción a las distintas comisiones, la propia Irene Montero ha señalado esta mañana en rueda de prensa que el dirigente federal de IU y diputado por Madrid, Enrique Santiago, desempeñará también una importante “tarea como portavoz dentro de las labores habituales en el seno del grupo parlamentario”.

Enrique Santiago participó esta mañana en la primera rueda de prensa conjunta convocada por el grupo en esta legislatura recién estrenada, junto a los/as representantes de todas las formaciones que lo integran: Irene Montero, Ione Belarra, Jaume Asens, Antón Gomez-Reino y Juantxo López de Uralde.

Además de informar sobre la constitución formal del grupo, se informó también de que la primera iniciativa parlamentaria que se registra consiste en promover una moción para constatar la declaración de un estado de emergencia climática en España, una cuestión que para el grupo tiene una “carga simbólica importante”.

Se da la circunstancia de que Estados como Reino Unido e Irlanda ya han declarado este mismo estado de emergencia climática, algo que aún no ha pasado en España a pesar de tener un territorio especialmente sensible y al que más afecta este grave problema.

No obstante, Unidas Podemos no se quiere limitar a que se produzca una declaración sin valor legislativo sobre esta cuestión, sino que buscará que su preocupación se plasme en leyes concretas para que haya cambios concretos, con la vista puesta en reducir el 90% de las actuales emisiones para el año 2040.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario