Javier Aroca, participando como tertuliano en el programa de Todo es Mentira en Cuatro ha comenzado su interlocución recordando una frase del periodista Miguel Ángel Aguilar: “Yo reclamo agua potable en política, para que nos podamos entender sin barullos”.

“Esto no es nuevo. Voy recordar algo que le ocurrió a Alejandro Rojas Marcos cuando fue diputado. Un día, sus señorías se expresaron como pudieron. Entonces dirigiéndose al presidente le dijo: ’¿Podría usted solicitar a sus señorías que no se expresaran con sus extremidades? Porque, efectivamente, sus señorías se estaban expresando con sus extremidades, con las manos y con las patadas”, proseguía.

Aroca se ha reafirmado en su posición al añadir que “el parlamento es parlamento, no gritamento”, por lo que “convendría, independientemente del derecho de expresión, tener una lectura amplia y procurar por todos los medios que los ciudadanos no veamos reflejado lo peor de nosotros mismos cuando estamos en una taberna”.

“El Parlamento tiene que ser el lugar de la palabra, de la palabra democrática. Solo excluyo a unos, los demás somos todos demócratas”, ha dicho apuntando a Vox.

“La política se está futbolizando, entonces hay fans de un lado y de otro y también se está tertuliando. Hay mucho político que en sus sueños húmedos lo que quieren es ser tertulianos en vez de políticos”, reiteraba.

“Porque, lamentablemente, cuando se sube al estrado alguien de derechas o de izquierdas y hace un buen discurso político no tiene ningún efecto en los medios de comunicación. Sólo cuando se sube un cretino o insulta o dice alguna barbaridad es cuando sale en los medios de comunicación. Por tanto, los que estamos en los medios de comunicación también tenemos que hacérnoslo mirar”, concluía.

1 Comentario

  1. Por decisión de los fascistas, el espíritu del dictador- su modelo vital- debe estar presente en el Parlamento. No se han enterado de aquello de «Españoles, Franco ha muerto». Siempre van con retraso en todo.

DEJA UNA RESPUESTA