Este martes, Javier Biosca, el principal investigado por la presunta estafa con criptomonedas cometida por el grupo empresarial Algorithmics Groups y que investiga la Audiencia Nacional, ha fallecido a los 50 años en la localidad malagueña de Estepona.

Biosca se ha suicidado precipitándose sobre las 11:15 horas desde el balcón del quinto piso del hotel Ona Valle Romano del citado municipio ante la presencia de varios testigos.

El fallecido se encontraba en libertad desde hacía tres semanas, después de que depositase la fianza de un millón de euros fijada por el responsable del Juzgado Central de Instrucción Número 1, Alejandro Abascal.

Además de la alta fianza, se le impuso la obligación de comparecer en el juzgado quincenalmente y también de informar a la Audiencia Nacional de un domicilio en España para estar localizable en caso de tener que ser citado.

Javier Biosca, acusado de la mayor estafa de criptomonedas en España, se suicida
Javier Biosca, acusado de la mayor estafa de criptomonedas en España, se suicida

La Fiscalía solicitó también investigar la trazabilidad del dinero depositado como caución. En concreto, se pidió información de la cuenta corriente, así como el titular y las personas autorizadas de la misma.

Los delitos que se imputaban a Biosca, además de a su mujer y su hijo, son estafa continuada, intrusismo, apropiación indebida, asociación ilícita, delitos societarios y blanqueo, delitos perpetrados a través de la empresa Algorithmics Group, que desde 2019 captaba a inversores particulares que querían obtener altos intereses en el mercado de las criptomonedas y a los que prometían rentabilidades del 20% o del 25% semanal.

De acuerdo con las acusaciones, a partir de los primeros meses de 2020, éste comenzó a dejar de pagar a la mayor parte de los inversores, algunos de los cuales son, a su vez, plataformas de inversión en bitcoins que invertían en la empresa atraídos por los altísimos intereses.

Tras conocerse lo ocurrido, la Asociación de Afectados por Inversiones en Criptomonedas ha remitido un escrito a la Audiencia Nacional solicitando que no se incineren sus restos mortales hasta que se realice la autopsia y se acredite «la identidad y razón de muerte como legalmente procede».

La abogada Emilia Zaballos, que representa a la Asociación de Afectados por Inversiones en Criptomonedas, ha instado también a que «se requiera al letrado de la defensa para que aporte los datos de las personas que estaban presentes en el momento de los hechos».

Zaballos ha explicado que el fiador de Biosca se encontraba en el lugar de los hechos en el momento de producirse los mismos, negociando con el bróker «formas de pago con determinados grupos de afectados, así como la devolución de la fianza prestada para gestionar su puesta en libertad».

El fiador de Biosca, en paradero desconocido

Tal y como informa El HuffPost, el fiador de Javier Biosca, que debía comparecer el 16 de noviembre en el juzgado de instrucción nº 35 de Madrid tras una denuncia presentada por la Asociación de Afectados por Inversiones con Criptomonedas, se encuentra en paradero desconocido.

Ambos presentaron, para hacer frente a la fianza de un millón de euros impuesta por el juez de la Audiencia Nacional que investiga la presunta estafa, un palacete en ruinas en Llanes, lleno de deudas y con un valor inflado artificialmente.

DEJA UNA RESPUESTA