El periodista Javier Ruiz ha sido entrevistado esta semana por La Voz del Sur y el actual jefe de Economía en la Cadena Ser ha sido crítico en diversos puntos, como la economía o el nivel periodístico de las tertulias.

En el aspecto monetario Ruiz ha afirmado que «estamos ya en una nueva crisis que vamos a hacer todavía más grande». Siendo pesimista, según su análisis, se deduce que «en la crisis de 2008 sufrimos una reforma laboral que bajó el salario un 11% y se intentó salir de ella recortando el sueldo a los trabajadores. Hoy tenemos unos precios que suben un 11% y unos salarios que suben muy poco. Esto huele sospechosamente a algo que ya hemos vivido. Va a ir a peor».

Pero, más allá que el análisis político y económico lo que ha destacado por encima de todo ha sido su clarividencia respectiva a sus despidos y a la actualidad periodística.

«Vivo en el alambre»

En cuanto a sus múltiples controversias en diversos medios ha suscitado considerar que se mantiene con una entereza estoica: «Es verdad que vivo en el alambre, pero no hay nada heroico en lo mío. Es muy duro que te echen y no se pasa bien, pero es parte del negocio. Si uno se mete a periodista pretende servir a la verdad, y nos podemos equivocar, todos, pero si te caes defendiendo tus ideales y lo que crees que es la verdad, las caídas duelen, pero duelen menos», ha respondido.

Por otra parte, en sus declaraciones con el resto de los compañeros de profesión no ha sido tan benévolo, ya que considera que «se hace mucho periodismo de trinchera y eso no es periodismo, es propaganda».

Para él, un periodista debe ser crítico y como no es así, afirma rotundamente que «hemos sustituido el periodismo por hooliganismo y el espíritu crítico por la trinchera».

Esto, más allá de su repercusión en la profesión, que se encuentra herida, Ruiz cree que «hace daño a la calle, porque trasladamos la sensación de que esto va a de trincheras, no de quién tiene la razón, sino de quién tiene más amigos colocados en las tertulias».

2 Comentarios

  1. Se percibe que existe mucho miedo a la verdad, desinteres por sacarla a la luz y en muchos casos la ambicion de manipularla para asi mantenerse, se llaman periodistas pero son mercenarios, Cuando uno autentico aparece realmente y es distinto. tiene verdadero merito por ser coherente con unos principios. estar cumpliendo con su profesion y prestando un verdadero servicio a la comunidad y a la DEMOCRACIA, evitando la confusion generalizada que abre posibilidades a las corruptelas y a los buscadores de privilegios a costa de los demas.

DEJA UNA RESPUESTA