«Los más pobres pagarán la crisis de la COVID-19», así de firme y categórica ha sido la afirmación del periodista Javier Ruiz en su cuenta personal de Twitter, explicaba después la frase: «El 10% más pobre perderá un 20% de su renta».

Ruiz hace referencia a las primeras señales de reactivación económica, que están aumentando la desigualdad entre países y entre sectores de población. Quienes ya eran vulnerables, se hunden ante esta nueva crisis.

Lo que advierte el Fondo Monetario Internacional, quien ha lanzado un mensaje preocupante sobre la otra pandemia y augura una caída mayor para los países más pobres y una recuperación menor para los países más afectados. El FMI mejora su perspectiva para todos los países ricos, pero los más pobres caen más.

La caída de España va a ser dura y pronunciada: será del 12,8%, augura el FMI frente al 10 de Italia o Francia, el 6% de caída de Alemania y del 4% para Estados Unidos.

Los más pobres pierden hasta un 20,5% de su renta: uno de cada 5 euros. Los más ricos apenas un 2,4%. De esta manera, uno de cada 4 hogares vivirá con una renta inferior a los 7.772 euros al año, en pobreza relativa. Ruiz avisa en su tuit que «1 de cada 10 hogares vivirá con menos de 5.181€/año».

Ruiz asegura, además, que «el paro no se recupera hasta 2025».