El consejero delegado de la petrolera Shell, Ben van Beurden, ha advertido este lunes que Europa debe prepararse para una posible crisis energética que podría extenderse durante varios inviernos y para lo que, presuntamente, se requerirá de medidas de ahorro como el racionamiento y de una posible recesión.

«Bien puede ser que tengamos una serie de inviernos en los que de alguna manera tengamos que encontrar soluciones a través de mejoras de eficiencia, racionamiento y una construcción muy, muy rápida de alternativas», explicó el ejecutivo según recoge el diario Financial Times.

Este lunes, la Comisión Europea ha anunciado que trabaja en una «intervención de emergencia» en el mercado eléctrico tras la escalada de precios en el suministro del gas. Von der Leyen reclama una respuesta europea para evitar el «chantaje» energético ruso en sus hidrocarburos.

«La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha defendido este lunes una reforma del mercado eléctrico en Europa, tras señalar que se diseñó «para otras circunstancias» y que está detrás de los precios «desorbitados» que se pagan en el continente en contexto de la guerra de Ucrania al ligar el precio del gas al de otras energías.

En una intervención en la cumbre Estratégica de Bled, en Eslovenia, en la que ha pedido cortar toda dependencia energética con Moscú y ha planteado una mayor defensa de la democracia como respuesta de Europa a la invasión de Ucrania, la presidenta del Ejecutivo comunitario ha insistido en que los «precios desorbitados» exponen las «limitaciones» del diseño del mercado eléctrico actual.

«Fue desarrollado para diferentes circunstancias, por eso ahora estamos trabajando en una intervención de emergencia y una reforma estructural del mercado eléctrico», ha señalado Von der Leyen.

1 Comentario

  1. Estas son para nosotros los ciudadanos- y no solo para los europeos, cuidado- las consecuencias de la criminal política expansionista de los EEUU, la OTAN que les sirve y los gobiernos de Europa vergonzosamente serviles a los intereses yanquis. Para nuestra desgracia si somos europeos, nuestros gobiernos han preferido dejarnos sin el gas ruso, con las consecuencias que estamos viendo en nuestra vida cotidiana, con el aumento de precios en los alimentos, la energía, el gas, y los que podemos esperar en nuestros impuestos para aumentar nuestro gasto militar a favor de la OTAN, financiar una guerra en la que no teníamos por qué implicarnos. Pero, ay, vino el Tío Sam y decidió que tenía que aprovecharse de la invasión a Ucrania y de paso llenar sus arcas con la venta de armas y la de su carísimo gas de fracking para que dejáramos de comprar a Rusia el barato y abundante. Ahora estamos viendo solo el principio de lo que ocurrirá si esta guerra no la paran en vez de seguir alimentándola con más y más armas. La guerra es un crimen organizado, la haga quien la haga, es contraria a la ley de Dios y arruina a los pueblos aunque no la quieran.¿ A quien beneficia entonces? Seguro que lo saben: a unos cuantos psicópatas multimillonarios.
    (Creo en la libertad de expresión de este medo y confío en que no me «moderen» a la contra este comentario. Gracias).

DEJA UNA RESPUESTA