El montañista, aventurero y presentador Jesús Calleja ha regresado una vez más al Pirineo oscense para disfrutar junto a ocho aficionados al enduro del «helibike».

Esta modalidad deportiva consiste en subir a la montaña en helicóptero para descender luego en bicicleta. Calleja se desplazó hasta Bielsa y subieron hasta Punta Suelza (2.972 metros) para realizar desde allí un descenso de enduro «siempre por sendas autorizadas para esta disciplina».

El montañista valoraba la aventura como una gran apuesta sin duda para dinamizar zonas con grandes potenciales hacia nuevos deportes que pisan fuerte y aseguraba que, con unos 2.000 metros de bajada vertiginosa, probablemente fuese la senda con más desnivel de España.

No es la primera vez que el presentador practica «helibike», una disciplina muy popular en países como Canadá, Suiza, Austria o Nueva Zelanda. Hace dos años estuvo también en el Pirineo, subió a Sierra Negra en el límite del Parque Natural Posets-Maladeta, en Benasque, y luego bajaron en bicicleta por los caminos por los que discurre le Gran Trail Aneto.

Calleja subió el vídeo de su aventura desde Punta Suelza a redes sociales y en apenas 12 horas superaba las 90.000 visualizaciones. Como siempre, hubo comentarios para todos los gustos: unos partidarios con ‘envidia’ y otros en contra que cuestionan esta práctica por su impacto ambiental.

Los ecologistas han mostrado públicamente su enfado afirmando que en la zona que sobrevuelva el helicóptero para llegar a Punta Suelza viven especies protegidas y que este tipo de descensos en bicicleta erosionan montañas y senderos, entre otras cosas.

Altitude Helibike & Ski, la empresa que presta este servicio, ha insistido en que no infringe ninguna norma ya que cuenta con informes favorables de las secciones de Biodiversidad y Gestión de Montes, eso sí, con condiciones.

Entre estas condiciones se encuentra la de informar a los clientes de los riesgos relacionados con esta actividad al desarrollarse en alta montaña.

Además, deben avisar al menos 24 horas antes de los días de vuelo, limitado a un máximo de 8 días, 50 clientes por día y a determinados meses según las cuatro zonas para las que se solicitó la autorización: Punta Suelza-Bielsa, Peña Blanca-Plan, Colladeta del Ibón de Plan-Saravillo y Serreta Negra Estibafreda-Benasque.

Asimismo, los descensos son guiados siempre por personas de la empresa por zonas en las que no existe restricción a la circulación de bicicletas.