Vamos con una historia de humor contra el fascismo. En 2019, el actor Jim Carrey publicaba en su cuenta de Twitter una caricatura de la ejecución pública de Benito Mussolini y una de sus amantes, Clara Petacci, reflexionando sobre el fascismo.

El dibujo, que se hizo viral momentos después, desencadenó un intercambio de réplicas entre el actor y la política neofascista Alessandra Mussolini, nieta del dictador, quién acabó llamándole «bastardo».

Por ello fue preguntado en Variety y su respuesta es un ejemplo perfecto de cómo combatir a los intolerantes: con inteligencia y humor.

DEJA UNA RESPUESTA