Después de la multitudinaria convocatoria de este pasado domingo en Madrid, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha asegurdo que “no fue a favor de la Sanidad Pública, sino que buscaba un liderazgo de ultraizquierda”.

La presidenta también mencionó a la organización terrorista ETA, habló de “repúblicas federales laicas” y metió a Cataluña de por medio, algo que el diputado Joan Baldoví ha nombrado como la estrategia «del calamar”, es decir “manchar todo de tinta” todo para emborronar el tema y así evadir hablar de ello.

“Yo me quedo con las palabras de la presidenta de COVITE, que ha dicho de manera muy tajante ‘déjenos en paz, deje de intoxicar con mentiras y deje de utilizarnos, céntrese en sus problemas’, y sus problemas, como los de cualquier presidente autonómico, se llaman Sanidad y maltrato a la Sanidad Pública y a los propios sanitarios”, ha continuado el valenciano.

En cuanto a consideraciones Baldoví ha expuesto que “abrir un servicio público de Urgencias sin médico es una auténtica barbaridad”. “Y se lo dice una persona que trabajó tres años de celador en servicios de urgencias repartidos por diversas poblaciones valencianas”. “Vi cómo la atención inmediata y cercana salvó vidas”, continuaba.

En Twitter también ha querido lanzar un mensaje adjuntando su intervención: «No es lo mismo culpabilizar a los sanitarios de todo que buscar soluciones. No es lo mismo privatizar y cargarse la sanidad que reforzarla y revertir las privatizaciones. Y no es lo mismo lo que cuentan los medios de extrema derecha que lo que he vivido yo este fin de semana».

DEJA UNA RESPUESTA