Este miércoles, el diputado de Compromís, Joan Baldoví explicaba desde la tribuna de los oradores en el Congreso de los Diputados que su partido lo que quiere es «un puerto democrático», en referencia a la ampliación del puerto de Valencia que incluye desmantelar los diques de la ampliación Norte, prescindir de la misma, la regeneración de las playas del Saler, medidas para «maximizar» la eficiencia en los muelles ya construidos y el pago de un canon para compensar a la ciudad por su impacto.

El proyecto «Port del Futur» contempla una inversión pública de 704 millones de euros y que, según la coalición, tendría un impacto económico superior a 1.600 millones de euros, con la creación potencial de 48.000 puestos de trabajo.

Durante su intervención Baldoví se dio cuenta de que María Muñoz, diputada de Ciudadanos, se estaba riendo desde su escaño por lo que decidió parar en seco y dirigirse a ella diciendo: «¿Te ríes? ¿Te ríes? ¿Te ríes?», mientras Muñoz asentía con la cabeza.

Joan Baldoví pilla a una diputada de Cs riéndose durante su intervención en el Congreso y la deja en evidencia
Joan Baldoví pilla a una diputada de Cs riéndose durante su intervención en el Congreso y la deja en evidencia

«Un puerto democrático. O sea, tú no quieres un puerto democrático. Tú quieres un puerto donde las decisiones las tome la autoridad portuaria sin contar contigo. ¡Perfecto!”, ha añadido el diputado de Compromís mientras ella gesticulaba desde su asiento.

«¡Cállate, por favor, cállate que yo me he estado callado! ¡Dile que se calle!”, ha terminado pidiendo Baldoví al vicepresidente del Congreso, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis.

El proyecto

La Proposición No de Ley (PNL) presentada por Unidas Podemos y ERC en el Congreso de los Diputados para pedir al Gobierno central que desista del proyecto de la ampliación norte del puerto; renuncie a la construcción de una nueva terminal de cruceros; renuncie a la ampliación de la A-7 (by-pass), de la V-30 o la de la V-31, y, en particular, el de acceso norte; y desmantele el dique norte de abrigo ha contado con el apoyo de Compromís, ERC, Más País, CUP y Nueva Canarias y el rechazo del PSOE, Ciudadanos, PP y Vox.

Desde ERC, Marta Rosique, ha señalado que el proyecto supone una “agresión hacia la ciudadanía valenciana” y desde Unidas Podemos, Rosa Medel, ha asegurado que el proyecto es “muy diferente al original” y que la declaración de impacto ambiental con la que cuenta, de 2007, está “caducada”.

DEJA UNA RESPUESTA