El reconocido humorista Joaquín Reyes ha abierto su corazón en una entrevista reciente, compartiendo sus puntos de vista sobre la realidad de Madrid y las dificultades que enfrenta la gente, particularmente en lo relacionado con la especulación inmobiliaria.

Durante su participación en el podcast «Un podcast con acento», conducido por Daniel Fopiani, Reyes expresó su pesar por la situación en Madrid: «Aquí en Madrid estamos en mano de la especulación inmobiliaria, entre otras cosas».

Si bien enfatizó su arraigo a la capital, manifestó: «Mi casa es Madrid. Cundo llegué a Madrid a finales de los 90 dije: yo me quiero quedar aquí. A Albacete le tengo mucho cariño porque Albacete es mi ciudad, donde están parte de mis amigos y parte de mi familia, pero a mí me encanta Madrid. Yo de aquí no me muevo ya».

Joaquín Reyes opina sin tapujos sobre la vida actual en Madrid
Joaquín Reyes opina sin tapujos sobre la vida actual en Madrid

No obstante, lamentó la dificultad que enfrentan los jóvenes debido a los elevados precios de los alquileres: «No se lo ponemos fácil a la gente joven cuando los alquileres están por las nubes. Pero es que la gente que gobierna, nuestra presidenta, no quiere tomar cartas en el asunto. Le parece bien, de hecho, que cada uno ponga el precio de su alquiler como quiera. Entonces es así. Es pura especulación y codicia».

«Es que si un alquiler de 20 metros cuadrados cuesta 1.200 euros nadie se lo puede permitir. Pero esto es responsabilidad de la gente que gobierna», ha recalcado.

El humorista también abordó la libertad para hacer humor y su responsabilidad inherente: «El humor tiene muchos matices, pero todo humor tiene un mensaje porque el humor es un medio».

Reyes reflexionó sobre las críticas al humor y la responsabilidad del cómico: «Muchas veces, cuando los cómicos nos sentimos criticados, recurrimos a un argumento que es: era un chiste. Como eso te salvara de la crítica. No, los chistes se pueden criticar porque hay chistes racistas, hay chistes machistas, hay chistes clasistas, y eso existe».

Además, destacó la importancia de asumir la responsabilidad del mensaje transmitido: «Tú tienes que hacerte responsable de tu mensaje. Si tú eres una persona racista y haces humor racista, pues adelante con los faroles. Pues bien. Pero, si no, no puedes decir que es un chuste y te han malinterpretado. No. Es verdad que luego cómo se expresa la crítica es otro debate. Hay gente que insulta. Es otra cuestión. Pero el humor se puede criticar. Estaría bueno».

DEJA UNA RESPUESTA