Jordi Pujol Ferrusola ha pagado ayer miércoles los 500.000 euros de fianza que le impuso el juez de la Audiencia Nacional, José de la Mata, y ha abandonado la prisión de Soto del Real, en la que llevaba desde el 25 de abril.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, que investiga el presunto origen ilícito de la fortuna de la familia del expresidente catalán, rebajó la semana pasada de tres millones de euros a medio millón la fianza para que el primogénito del expresidente catalán pudiese salir de prisión.

El hijo mayor de Jordi Pujol tiene embargados la mayoría de sus bienes y cuentas bancarias, pero aún ha así no ha tardado ni una semana en reunir la nueva cantidad.

De la Mata había bloqueado anteriormente una transferencia por valor de 2.600.000 dolares (3,08 millones de euros) a una cuenta de CaixaBank de una empresa vinculada a Pujol Ferrusola, con cuya cantidad pretendía pagar la fianza anterior.

Pujol Ferrusola esta acusado de ocultar al fisco más de 30 millones de euros como resultado de una estrategia con la que se puso en marcha una estructura societaria para evadir el capital al extranjero y de controlar las cuentas de los demás miembros de la familia.

La Audiencia Nacional le notificado de forma expresa que le está prohibido realizar cualquier gestión con respecto a su patrimonio. El juez, además, le ha impuesto otras medidas cautelares como son la de comparecer semanalmente en el juzgado, retirada de pasaporte y prohibición de abandonar el país.

Deja un comentario