El día 21 de marzo, jueves, tendrá lugar en la sede del Parlamento Europeo de Madrid, Paseo de la Castellana, 46, la jornada «Un monstruo recorre Europa: el retroceso de la democracia y el avance de la extrema derecha». Organizada por la Fundación 1º de Mayo y el grupo del parlamento europeo de GUE/NGL, participarán, entre otros, el secretario general de la CGT francesa, Philippe Martínez; la exsecretaria general de la CGIL italiana, Susanna Camusso, y el secretario general de CCOO, Unai Sordo.

Con el objetivo de suscitar elementos de análisis y reflexión, el 21 de marzo tendrá lugar en Madrid, a partir de las 16:45 horas, la Jornada «Un Monstruo recorre Europa: el retroceso de la democracia y el avance de la extrema derecha». Se celebrará en la sede del Parlamento Europeo en España (Paseo de la Castellana, 46). Está organizada por la Fundación 1º de Mayo y el grupo parlamentario europeo de GUE/NGL.

La irrupción de la extrema derecha en nuestro panorama electoral ha acabado con la «excepción española». Desde el Visegrado a la Península Ibérica, pasando por los países centrales de la UE, como Alemania o Francia, vienen creciendo alternativas electorales antiliberales y ultranacionalistas que no sólo cuestionan la pertenencia de sus países a la UE, sino que también manejan discursos xenófobos y racistas, además de apelar a valores de tipo ultraconservador en materia de género o de creencias religiosas. El crecimiento electoral de estas alternativas hunde sus raíces en el hartazgo de la ciudadanía europea, incluida la clase trabajadora, ante las políticas de austeridad, el recorte del estado de bienestar y el retroceso de la democracia que los distintos gobiernos vienen implementando invocando a Bruselas.

En todo caso, la nueva extrema derecha no es el fascismo clásico que surgió en la Europa de los años treinta, aunque tenga elementos de comparación. Por ejemplo, el antisemitismo ha sido sustituido por la islamofobia. En todo caso, representan un peligro cierto para las libertades democráticas, para el trabajo organizado política y sindicalmente, así como para un proyecto europeo que no sea exclusivo de las élites. Se impone pues indagar y conocer mejor este fenómeno de manera que permita enfrentarle. Tal es el sentido de esta jornada.