José Muíño Domínguez, defensor del fracasado proyecto de la mina de Corcoesto, a un paso de perder la alcaldía en 2019

Con una causa judicial abierta y tras 16 años «pegado» al sillón municipal tal como denuncian sus críticos, la protesta social contra su gestión y el hundimiento del PP en las elecciones generales vaticinan un posible cambio de rumbo en uno de los ayuntamientos más conocidos de la Costa da Morte coruñesa.

José Muíño en el acto de presentación de campaña de las elecciones locales de 2019 / youtube.es

Casi 15 puntos. Esa es la cifra que se dejó el Partido Popular en Cabana de Bergantiños en las últimas elecciones generales con respecto a las de 2016. Atrás quedaron los tiempos en los que prácticamente el 90% de la localidad llegó a votar al PP, bajando en esta última convocatoria al 38%.

Evolución del voto al PP en las dos últimas elecciones generales en el ayuntamiento de Cabana de Bergantiños / contrainformacion.es

Sus detractores tachan al todavía alcalde José Muíño, que en estas elecciones municipales aspira a alcanzar los 20 años en el cargo, de persona «prepotente a nivel político» y «poco dialogante«, aficionado a imponer más que a debatir. Para sus defensores y afines, sin embargo, es y será la mejor opción.

Lo que sí ha conseguido el aún regidor es no dejar indiferente a nadie. Tras el conflicto provocado por su apoyo al proyecto de la mina de oro de Corcoesto, llegó la división social y un ambiente irrespirable en muchas parroquias. La Xunta, finalmente, terminó cancelando en 2013 el plan de la compañía en lo que constituyó para Muíño el mayor de sus fracasos y el verdadero final de su apoyo popular. No en vano, los otros dos alcaldes populares de ayuntamientos de la zona implicados por la mina (Coristanco y Ponteceso), perdieron su cargo en 2015.

Después vinieron casos como la utilización interesada del Centro Arqueológico del Dolmen de Dombate con fines partidistas, algo que hasta la Diputación llegó a denunciar públicamente (aunque sin dejar de sostener el convenio con el ayuntamiento), o la reiterada polémica por la actuación municipal en lo referente al parque eólico Mouriños, en la que supuestamente se habría utilizado dinero público en la elaboración de dos informes de apoyo a este proyecto muy contestado a nivel social.

Esta foto del alcalde de Cabana acompañado entre otras personas por altos cargos del PP en el Dolmen de Dombate le valió al regidor la protesta de la Diputación de A Coruña por el «uso partidista» del monumento / xunta.gal

CASOS JUDICIALES Y MANIPULACIÓN INFORMATIVA

Sin embargo, si algo ha marcado durante esta última legislatura de José Muíño Domínguez, han sido los avatares procesales, al haber sido investigado en varias causas, la principal de ellas por un presunto delito contra el patrimonio cultural en un asunto que todavía sigue activo a nivel judicial.

Para la delegación de La Voz de Galicia en Carballo, sin embargo, la historia es bien distinta, porque las actuaciones de esta redacción local del periódico gallego más subvencionado por la Xunta del PP sí son un caso aparte. Xosé Ameixeiras Lavandeira, responsable de la oficina y periodista implicado en el «tratamiento amable» de la crisis del Prestige según publicó en su momento Galicia Confidencial, es ahora patrono de la Fundación Eduardo Pondal de Ponteceso, cuyo responsable no es otro que José María Varela Martínez, asesor de cultura (con sueldo) del alcalde de Cabana.

A nivel informativo, todas las piezas encajan, tal y como se ha denunciado recientemente desde la oposición de Cabana afirmando que el PP en la localidad, con José Muíño a la cabeza «confabula» con su «diario de cabecera» para ocultar la verdadera realidad municipal. Sin duda el mejor gabinete de prensa soñado por cualquier alcalde.

«UNIDOS POR CABANA». DIVIDIR EL VOTO PARA QUE NADA CAMBIE

Con todo, y en un ambiente donde José Muíño no las tiene todas consigo para mantener a toda costa el sillón municipal, ha hecho su aparición una nueva formación política comandada por su antigua mano derecha, Perfecto Vázquez Lema. Así, «Unidos por Cabana» aspira a ser una bisagra que puede servir para perpetuar la situación del hoy regidor. «Si la gente no quiere caldo, dos tazas para asegurar la poltrona. Quieren hacer pasar a la gente por tonta pero no lo es tanto como parece» -expresan los vecinos más críticos con la situación del municipio-.

Publicidad electoral de «Unidos por Cabana», formación del que fuera mano derecha de José Muíño en el PP local, Perfecto Vázquez Lema / Cedida

UNA CONVOCATORIA PARA EL CAMBIO (O NO).

El próximo día 26 se decidirán muchas cosas, la continuidad o cese del que para bien o para mal ya es uno de los alcaldes más polémicos de Galicia. El tiempo (y los votos) decidirán.


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario