Hace ya siete días después de que Casa Real anunciara que Juan Carlos I abandonase España y se acumulan las preguntas e incertidumbres sobre el lugar en el que ha decidido instalarse el monarca. No ha habido ni una sola aclaración por parte del Gobierno o La Zarzuela y la opacidad vuelve a rodear la figura del exjefe de Estado.

Nadie ofrece información sobre dónde está Juan Carlos I, quiénes le acompañan, cuánto nos está costando el operativo a todos los españoles y españolas. Primero se habló de República Dominicana, donde su amigo multimillonario Pepe Fanjul cuenta con propiedades de lujo. También se manejó el mítico Estoril, en tierra portuguesa. Pero no hay confirmación en ninguno de los dos lugares.

La última versión señala hacia la millonaria Abu Dabi, capital de Emiratos Árabes Unidos. Así lo señaló ABC y luego lo confirmó el digital Nius, que publicó una foto de Juan Carlos I con mascarilla bajando de un avión en lo que sería el aeropuerto de ese emirato. La última versión apunta hacia Nueva Zelanda, donde estos días se celebran unas pruebas náuticas, según la La Vanguardia.

Lo que sí es cierto es que esté donde esté, disfrutará de una vida de lujo, protegido por guardaespaldas y con la seguridad de no tener que pagar ante la Justicia por sus desmanes. Sobre ello ha quería opinar el reputado escritor y periodista Juan José Millás. «Mientras Juan Carlos, rodeado de guardaespaldas pagados por usted y por mí, se despereza en hoteles de lujo, los españoles amanecemos cada día en un país que parece una pensión de tercera», señaló Millás, en un tuit en su cuenta personal que se ha vuelto viral en poco tiempo.