Recientemente se bosquejaba la ley de bienestar animal, que aún deberá ser aprobada pro el Congreso, aunque PSOE y PP han confabulado para excluir a los perros de caza, que no entrarían dentro de dicha protección.

De este modo, se verán desamparados los derechos de animales usados en actividades específicas como las aves de cetrería, los perros pastores, los canes usados por las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, o los perros de caza y demás animales auxiliadores de esta actividad.

Por lo tanto, dicha ley de bienestar animal, según lo propuesto por estos grupos parlamentarios solamente incumbirá a los animales de compañía.

“Hoy el PSOE ha cumplido su amenaza y se ha situado del lado de los maltratadores apoyándose en el PP y Vox para excluir a los perros de caza. El PSOE tiene ahora mismo una última oportunidad de rectificar antes de la llegada de la ley al Pleno”, denunciaba en una intervención ante los medios la secretaria de Estado para la Agenda 2030, Lilith Verstrynge (Podemos).

Por su parte, Juantxo López de Uralde ha peticionado que espera “que el PSOE rectifique y que vuelva al consenso con el que salió la ley del Consejo de Ministros”.

Además, ha lanzado la pelota al tejado socialista con unas rotundas declaraciones: “Si el PSOE sigue empecinado, no habrá ley”.

Este es el motivo por el que López de Uralde admite que se siente “pesimista”, porque “desgraciadamente estamos viendo que el partido socialista está demasiado influido por el lobby de la caza”.

Así pues, Uralde ha sentenciado que “esta ley es contra el abandono y el maltrato animal, nada tiene que ver con la caza”.

DEJA UNA RESPUESTA